Una cita con Maribel Verdú en el Centro Cultural de la Malagueta

Luis Alegre conversa con una de las grandes actrices españolas de todos los tiempos. Su carrera recorre casi 40 años de la vida de España, desde que su aparición a mediados de los años 80, siendo casi una niña, deslumbrará a multitud de espectadores. Protagonista de grandes clásicos del cine español y latinoamericano –Amantes, Belle Époque, La buena estrella, Y tu mamá también El laberinto del fauno– ha resistido en primera línea durante toda su ya larga trayectoria, convocando un respeto y admiración unánimes, reflejados en las numerosas distinciones que ha recibido. En abril de 2022 tiene pendientes de estreno tres producciones que ha rodado en inglés: Now and then, la serie hispana de Apple TV+, The Flash -una superproducción de Hollywood junto a Ben Affleck y Michael Keaton- y Raymond & Ray, una película dirigida por Rodrigo García y que ha rodado en EEUU junto a Ethan Hawke y Ewan McGregor.

Maribel Verdú (Madrid, 1970). Actriz. Debutó a los 14 años. Ha sido dirigida por Vicente Aranda (Amantes), Fernando Trueba (El año de las luces; Belle Époque); Manuel Gómez Pereira, Ricardo Franco (La buena estrella), Martínez Lázaro (Carreteras secundarias), Gonzalo Suárez, Guillermo del Toro (El laberinto del fauno), Gracia Querejeta, Pablo Berger, Gerardo Olivares, Santiago Segura, Mikel Rueda o Gerardo Herrero. Ha trabajado también con Alfonso Cuarón (Y tu mamá también), por la que recibió el premio Ariel del cine mexicano, o Francis Ford Coppola (Teatro)

De la experiencia con los directores Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro aprendió cosas muy concretas. Alfonso le enseñó que solo se entiende la interpretación desde la verdad y la honestidad… “cuando interpretes, siente la mitad de la mitad de la mitad”. Guillermo le ponía a hacer ejercicios como pelar una manzana sin romperse la pela mientras ensayaba los textos, para quitar importancia a la palabra y no exagerarla.

Desde hace 15 años vive en Málaga, su apoyo mayor en el trabajo son los compañeros y tiene un pacto con su pareja, no estar más de 15 días sin verse. La película ‘El faro de las orcas’ le enseñó a estar sola,  el libro ‘El hombre en busca del sentido’ de Viktor Frankl le cambió la visión de la vida y en un futuro quiere ser directora.