Un nuevo brote de coronavirus confina más de la mitad de la prisión de Alhaurín de la Torre

Solo tres de los diez módulos que tiene la cárcel permanecen con normalidad.

Un nuevo brote de COVID-19 en la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre mantiene confinados siete módulos, lo que supone más de la mitad de la prisión. Los módulos 5, 9 y 11 son los únicos que permanecen con normalidad. Los contagiados presentan síntomas leves o son asintomáticos, según avanza la Cadena SER de fuentes de Instituciones Penitenciarias.

Se trata delsegundo brote por coronavirus de importancia que se registra en las instalaciones en el último mes. Instituciones Penitenciarias detalla que el protocolo establecido recoge que se suspenden todas las actividades colectivos entre los presos contagiados para evitar la expansión del virus. Tanto el contacto en los patios como en el interior de la prisión, con las actividades en los talleres, quedan canceladas entre los internos de los módulos por donde se extiende la Covid.

En los módulos confinados se están realizando dos turnos para bajar por plantas, más los contactos estrechos, positivos y cuarentenas que hayan en los zonas. Las centrales detallan que «los funcionarios de prisiones realizando un gran trabajo para mantener el orden y evitar que el virus se propague más para así poder volver a la normalidad a la mayor brevedad posible».

«La situación hasta el momento está controlada y es cierto que no ha habido ningún incidente regimental ocasionado con motivo de este confinamiento y algún caso aislado que haya podido surgir ha sido evitado por los funcionarios del área de vigilancia interior antes de que ocurriese«, según insisten desde la Asociacion Profesional Funcionarios Prisiones.