Tortas de Algarrobo o Tortas de Aceite en Mi Cocina

Para continuar sincronizando las recetas con los pueblos, esta semana que conocemos ALGARROBO en El Tiempo es Gloria entramos en Mi Cocina para saber cómo se hacen las TORTAS DE ACEITE, típicas de aquel municipio.

En cuanto a su origen decir que fueron los árabes quienes impulsaron al actual Algarrobo, al cual lo llamaban “Garrobo”. Durante todo el tiempo que los árabes estuvieron en la Península Ibérica vivieron además de la seda, de las pasas, los higos y las almendras (estas últimas muy apreciadas por su calidad), también ejercían la actividad de la pesca; conviviendo muladíes, mozárabes y un pequeño núcleo de judíos, todos juntos. Con la reconquista por parte de los Reyes Católicos, Algarrobo se repobló, como casi toda la provincia malagueña, con cristianos viejos y familias procedentes de provincias castellanas. La cocina malagueña es, por lo tanto, un fiel reflejo de nuestra propia historia, de una huella y herencia que perdura y que hoy en dia se conserva en estado original.

Una de esas recetas heredadas es la de las tortas de aceite, las tortas malagueñas por excelencia, las de Algarrobo.

La receta que compartimos esta semana aquí, traídas una vez mas del blog de Toñi Sánchez pertenece al libro "La cocina tradicional de Málaga" de Enrique Mapelli. El autor es miembro de la Academia Española de Gastronomía, de la Academia Andaluza de Gastronomía y la Academia Gastronómica de Málaga, es autor de media docena de libros dedicados a la cocina andaluza.

 

Libre y Salvaje de Ignacio Dean

Un viaje por el mundo caminando. Una aventura que narra en este libro el malagueño Nacho Dean después de terminar su travesía que le llevó a recorrer infinidad de países y vivir muchas experiencias

Rating:
Contact Seller
X

Contact Seller

    • param1
    • https://www.planetadelibros.com/libro-libre-y-salvaje/246684
    • param2

Ahora que ya conocemos un poco mejor el origen de esta receta, continuamos con ella:

Ingredientes (para cinco o seis unidades):

250 gramos de almendras peladas

10 gramos de levadura

250 gramos de harina

5 decilitros de aceite (unos dos vasos pequeños) de oliva virgen extra

Un huevo, una cucharadita pequeña de sal, 6 cucharadas soperas de azúcar, 1 cucharada sopera de canela molida y 2 cucharadas soperas de agua tibia.

Pasos a seguir:

Comenzamos pelando las almendras y sumergiéndolas en agua caliente para después poder secarlas bien.

Se reservará una almendra por cada torta y se fríe el resto.

En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos las almendras, con cuidado de que no se lleguen a quemar. Las escurrimos en papel de cocina y dejamos que se enfríen para partirlas en trozos pequeños (no machacadas).

Mientras, diluimos la levadura en agua templada.

En un cuenco ponemos la harina, la sal y la levadura disuelta en agua amasando a la vez que se le va añadiendo el aceite.

A continuación, sin dejar de amasar echamos el azúcar poco a poco, la canela y las almendras, trabajando la masa continuamente.

Cortamos en trozos la masa haciendo tantas bolas como se deseen hacer tortas.

Sobre un papel de hornear, espolvoreamos harina y colocamos las bolas y en la bandeja le damos forma de tortas, aplanándolas con las manos.

Con huevo batido, las pintamos y echamos azúcar por lo alto (no es imprescindible este paso), y colocamos una almendra pelada (cruda, sin tostar), en el centro.

Vamos al horno con la bandeja teniéndolo calentado previamente a 180º C. Las dejamos durante unos quince minutos (hasta que estén doradas).

Una vez transcurrido ese tiempo se sacan y el siguiente paso es .... DEGUSTARLAS.

Despedimos la receta de esta semana con una frase del autor del libro Enrique Mapelli:

"Si malo es tener que recurrir al bicarbonato, peor es oír el canto de las tripas vacías"

Toñi Sánchez

micocinacarmenrosa.blogspot.com