La lluvia deja sin salir a El Rocío, Penas y Nueva Esperanza.

El Rocío tomó la decisión de no salir, mientras que Nueva Esperanza se tuvo que volver cuando ya estaba en la calle

Tras dos días de plenitud cofrade el Martes Santo ha comenzado torcido en Málaga. Lágrimas del cielo, y lágrimas de las devotas y devotos, porque, a pesar de los nuevos horarios pactados entre las hermandades por la amenaza de lluvia, El Rocío tuvo que tomar la decisión de no echarse a la calle y abrir el templo a las 19.30 para mostrar los tronos a sus fieles hasta las 01.30

Si lo había hecho Nueva Esperanza, que con sus dos tronos en las calles de su barrio de Nueva Málaga, tuvo que tomar a la media hora, la difícil decisión de regresar y encerrarse a la carrera por la aparición de lluvia abundante. Los titulares, Jesús Nazareno del Perdón y María Santísima de Nueva Esperanza, pudieron ser acompañados por lso vecinos y demás cofrades devotos hasta las doce de la noche.

También anunciaba la suspensión de la salida procesional El Rescate. En su sede de la calle Agua, qué paradoja, toma la difícil decisión de no hacer estación de penitencia a las 19.22, con el anuncio triste por parte del hermano mayor, Joaquín González, de que se cumplía el peor de los presagios. Aplausos y lágrimas.

Del resto de cofradías de Martes Santo, Las Penas confirmaba que sale y lo hace a las 19.45, mientras que Estrella y Sentencia, van retrasando decisiones a la espera de la evolución de la lluvia.