Los vehículos eran ocultados y «maquillados» en varios garajes que la red tenía alquilados

Málaga, 3 nov (EFE).- Siete personas de entre 21 y 61 años y de nacionalidades alemana, italiana, rumana y argelina han sido detenidas por la Policía como presuntas integrantes de una organización criminal especializada en el robo de vehículos todoterreno de lujo en la provincia de Málaga.

Los vehículos eran ocultados y «maquillados» en varios garajes que la red tenía alquilados, ha informado este domingo la Policía en un comunicado.

En la operación han sido recuperados cuatro coches y se han intervenido, entre otros efectos, tres vehículos utilizados por la banda para cometer sus delitos, una pistola y 95 cartuchos, 7.005 euros en efectivo, útiles para la manipulación y maquillaje de vehículos robados y ocho juegos de matrículas, siete españolas y una francesa.

La investigación se inició el 22 de julio, cuando los agentes detectaron en una calle de la localidad de Vélez-Málaga un vehículo todoterreno con matrículas italianas que levantaron sus sospechas sobre su autenticidad.

Mientras realizaban las gestiones oportunas, llegaron al lugar dos vehículos, también con matrículas italianas, y uno de ellos quedó aparcado mientras su conductor se subía al todoterreno objeto de las pesquisas y ambos partían del lugar a toda velocidad, uno detrás del otro.

A partir de ese momento, se centraron las pesquisas en torno al vehículo todoterreno que estas personas habían dejado estacionado antes de marcharse, que había sido denunciado en Marbella por sustracción.

Ese mismo día, horas más tarde fue detenido un hombre cuando se disponía utilizar el coche, y los agentes le intervinieron un dispositivo electrónico para abrir y arrancar el vehículo, utilizado en el mundo de la delincuencia.

Los investigadores constataron que detrás de este vehículo con placas falsas existía una organización que se dedicaba a sustraer coches todoterreno de lujo en la provincia de Málaga.

Una vez que se apoderaba de los vehículos, los trasladaba hasta varios garajes que tenía alquilados en la zona de la Axarquía, donde los «maquillaba» y les cambiaba los elementos identificativos para dotarles de una nueva identidad con el objetivo de darles salida.

Así, unos coches eran vendidos a narcotraficantes del Campo de Gibraltar para su uso en alijos de drogas, otros eran empleados por la misma organización como coches lanzadera y otros tenían como destino el mercado ilícito de vehículos en países del Este de Europa.

A medida que se fueron obteniendo nuevos datos, se desarrollaron diferentes operativos, en los que se han llevado a cabo dos registros en dos domicilios de la barriada de Puerto de la Torre, que han permitido, hasta el momento, la recuperación de tres vehículos robados en Marbella y otro, de gama alta, sustraído en Suiza. EFE