La Gran Senda de Málaga suma un alojamiento para impulsar turismo de interior

Este alojamiento es un «complemento perfecto» para la Gran Senda, pues ayuda a que los senderistas amplíen su estancia en los municipios

La Gran Senda de Málaga, una ruta senderista de más de 750 kilómetros que impulsa la Diputación malagueña, sumará próximamente un nuevo equipamiento para el alojamiento de turistas en la comarca del Guadalhorce, gracias a la rehabilitación de un albergue municipal en Coín.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha visitado este miércoles, junto al alcalde de Coín, Francisco Santos, las instalaciones que servirán para alojar a turistas y supondrán un impulso a esta ruta.

La institución malagueña ha destinado cerca de 193.000 euros para la rehabilitación y reforma del albergue «El Palomar», una construcción de 250 metros cuadrados que está compuesta de dos edificios.

El inmueble principal alberga la recepción, cocina restaurante y algunas habitaciones y el edificio secundario, ahora cerrado, se pretende recuperar como salón multiusos y dos habitaciones.

Coín es uno de los municipios por el que discurre la Gran Senda de Málaga, concretamente, por la zona sur del término municipal, donde recorre el paraje natural de la sierra, hasta llegar al centro del municipio, a través del camino de Los Llanos y del de Valdeperales.

Este alojamiento es un «complemento perfecto» para la Gran Senda, pues ayuda a que los senderistas amplíen su estancia en los municipios, ha indicado Salado.

El establecimiento forma parte del conjunto de albergues vinculados a la Gran Senda cuya apertura impulsa la Diputación de Málaga para que los senderistas puedan pernoctar en los municipios por los que discurre este sendero de recorrido circular.

Ha añadido que la institución seguirá trabajando en esta línea con el fin de incentivar el turismo de interior y seguir luchando contra el despoblamiento de la mano de los ayuntamientos de estos municipios con iniciativas como esta. EFE