Un recluso da positivo en la cárcel de Alhaurín de la Torre tras un vis a vis

Los internos de un módulo del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga) han tenido que ser aislados después de que un recluso diera positivo de coronavirus tras haber mantenido comunicación íntima (vis a vis) con un familiar, que dio positivo

Los internos de un módulo del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga) han tenido que ser aislados después de que un recluso diera positivo de coronavirus tras haber mantenido comunicación íntima (vis a vis) con un familiar, que dio positivo.

El recluso se encuentra aislado, así como la totalidad de los internos del módulo que ocupa. Desde ACAIP-UGT han indicado que, a pesar de esta medidas, «han transcurrido ocho días desde que pudo contraer la enfermedad, periodo en el que ha realizado vida normal, lo que podría haber facilitado la expansión del virus en el interior de la prisión».

Por ello, desde ACAIP-UGT han incidido, en un comunicado, en «la necesidad de mantener en la medida de lo posible las medidas establecidas durante el estado de alarma, que supusieron un cierre al exterior de los centros penitenciarios, y que minimizaron en gran medida los riesgos que ahora se están produciendo».

Han explicado que las comunicaciones íntimas se están llevando a cabo en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre «con total normalidad desde mediados de julio, sin que los internos que las disfrutan guarden la cuarentena correspondiente», tal y como solicitó este sindicato «como medida imprescindible una vez que se estableció la normalización de este tipo de comunicaciones».

Al respecto, han vuelto a solicitar a la Dirección que «se suspendan, en tanto continúe el estado de alerta sanitaria en el que nos encontramos, este tipo de comunicaciones, de la misma manera que han sido suspendidas por la Secretaría General de IIPP en los Centros Penitenciarios se siete Comunidades Autónomas».

También piden que se establezcan «los controles necesarios para que se detecten a la mayor brevedad posible los contagios que hayan podido producirse, tanto entre la población reclusa, como entre trabajadores del centro, realizando las pruebas PCR que sean necesarias a todos los que hubieran tenido contacto con la persona infectada».