Un gran bosque urbano para los Baños del Carmen

La propuesta, presentada en Málaga, contempla la integración del roquedal marino, la creación de carril bici y la ampliación de la vegetación autóctona

  • El proyecto está valorado en cinco millones de euros y cuenta con un plazo de ejecución de un año
  • Prevé la continuidad de los paseos marítimos Pablo Ruiz Picasso y Pegregalejo articulándolos mediante la creación del Parque Marítimo
También se llevará a cabo la incorporación de más de 210 nuevos árboles

 

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, junto con el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, ha presentado este martes el proyecto básico del Parque Marítimo Baños del Carmen, que incluye el diseño del mismo como un gran bosque urbano y prevé la remodelación completa de todo el espacio.

Así, el documento básico, que concreta la totalidad de las actuaciones a ejecutar, define constructivamente y valora la solución adoptada y que será consensuado con colectivos y asociaciones del entorno y con los profesionales del sector, inicia su andadura hacia el proyecto de ejecución material del proyecto del Parque Marítimo Baños del Carmen y que tendrá que ser aprobado definitivamente por el Ayuntamiento de Málaga.

Han detallado que debido a la complejidad del proyecto, la entidad encargada de la redacción, la UTE Narval Ingeniería S.A -Juan Gavilanes-Francisco González Arquitectos, ha mantenido diversos encuentros de forma transversal y multidisciplinar con técnicos de la Gerencia de Urbanismo, de Parques y Jardines del Área de Medio Ambiente, del distrito Málaga Este y de la Demarcación de Costas, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

También durante su elaboración se han reunido con los colectivos y asociaciones más representativas del distrito Este que han conocido su contenido y aportado sugerencias de mejora.

El proyecto ha tenido como objeto principal la revisión, modificación y actualización del proyecto aprobado en mayo de 2010, para adaptarlo a la normativa actual e incorporar distintas propuestas ciudadanas que han enriquecido el diseño del futuro espacio.

De igual modo, se ha planteado de modo que los cambios incorporados con respecto al proyecto del año 2010 no supongan una modificación del planeamiento urbanístico y tomando como base el proyecto de obras aprobado por la Gerencia de Urbanismo en ese momento, lo que supondrá una reducción en los costes de inversión en obra pública para la ejecución del Parque.

También ha señalado De la Torre que el proyecto es «muy fiel a sus orígenes, a su historia botánica y al paisaje», al tiempo que ha incidido en que «este proyecto básico puede tener un gran consenso institucional».

Gran parque urbano junto al mar

En este punto, ha detallado que el proyecto, valorado en aproximadamente 5.000.000 euros y que cuenta con un plazo de ejecución de alrededor de un año, contempla la actuación sobre una superficie de 33.485 metros cuadrados con el objeto de crear un gran bosque urbano junto al mar y regenerando completamente este enclave emblemático de la ciudad de Málaga.

Al respecto, prevé la continuidad de los paseos marítimos Pablo Ruiz Picasso y Pedregalejo articulándolos mediante la creación del Parque Marítimo, donde también se incluye la integración y potenciación del roquedal marino.

La ampliación de la acera para favorecer el tránsito peatonal del tramo del paseo marítimo entre la plataforma de ejercicios y los Baños del Carmen; la ejecución de un tramo de casi 700 metros de carril bici; y los ajustes de las rasantes del parque son otros de los aspectos recogidos en el diseño del plan para la renovación integral del entorno de los Baños del Carmen.

También se llevará a cabo la incorporación de más de 210 nuevos árboles, que sumados a los que existen actualmente y a la ampliación de la vegetación característica del enclave, la ciudad dispondrá de 13.700 metros cuadrados de nuevos jardines y zonas verdes. Por último, el proyecto también contempla las diferentes opciones que existen para la futura ubicación de la integración de los Astilleros Nereo en el entorno.

En relación con el proyecto, De la Torre ha señalado que Costas «tiene que decir su opinión», por lo que habrá un tiempo «breve, pero hay que esperar». Asimismo, ha continuado, «la Junta tiene que hablar» en relación con los Astilleros y el restaurante, asegurando el alcalde, que «es bueno» que se coordinen actuaciones.

«A partir de ahí, lo que procederá, además de la coordinación con la Junta, que la haremos, es ver con Costas de Madrid cómo abordamos la financiación», ha explicado, asegurando que es una obra «abordable» económicamente. En relación con el proyecto de ejecución, ha señalado que estará «más o menos listo» para verano, por lo que si se aclara la financiación se podría hablar de licitar la obra en el segundo semestre de este año.

«Es una obra que puede estar en ejecución, en plan optimista, dentro de este año y finalizar el año próximo», ha dicho De la Torre, añadiendo que habría que ver cómo se coordina con acciones privadas.

Propuesta

Según han explicado en rueda de prensa, la propuesta se ha materializado teniendo en cuenta la realidad existente con la que pretende fundirse y de la que se extraen las bases para dar forma al nuevo diseño propuesto. Por ello, para la ejecución del proyecto se prevé que la superficie del bosque de eucaliptos sea de carácter blando a base de pavimentos de tierra natural estabilizada.

Los muretes y muros de contención de terreno se han diseñado con una altura escasa para salvar los desniveles de calle Bolivia mediante el empleo de piedra natural con aparejo rústico, integrados con taludes vegetales.

De igual modo, se incluye la integración del desnivel con la playa mediante un pequeño talud a modo de duna y se ponen en valor las texturas naturales de la arena del lugar como referencia para la creación de suelos continuos de chino lavado en los caminos de ribera del Parque Marítimo, mimetizados en color y textura con la arena de playa.

Por su parte, se han considerado los pavimentos y acabados de las construcciones regionalistas históricas para extraer soluciones análogas en los nuevos espacios entorno a ellas y la inclusión de los restos históricos existentes integrados en las nuevas soluciones propuestas.

Por último, el proyecto pone en valor el paisaje singular de los eucaliptos por su imagen asociada al conjunto histórico, por su porte y generación de sombra y por sus cualidades aromáticas y sanitarias.

Igualmente, de la demás vegetación existente, se contempla la conservación del limonium malacitano y restos de vegetación propia del área desde Pedregalejo y del antiguo Camino de Vélez como base para la creación de nuevas áreas ajardinadas.