Tres detenidos por el secuestro de dos personas en una finca de Alhaurín de la Torre

  • Al parecer, los captores sospechaban de que las víctimas les habían robado un alijo de droga y armamento

Tres personas, dos hombres y una mujer, han sido detenidas por su presunta relación con el secuestro de dos individuos en una finca del municipio malagueño de Alhaurín de la Torre. Así lo ha informado este viernes la Policía Nacional, que ha precisado que el rapto podría estar relacionado con un supuesto robo de un alijo de hachís y armamento.

Así, según las pesquisas, los investigados habrían secuestrado a los dos individuos «al sospechar que los perjudicados les habían robado un alijo de drogas y armamento». Las víctimas estuvieron recluidas contra su voluntad durante cuatro horas hasta que fueron liberadas por los propios captores, recibieron una paliza y fueron amenazadas con un arma de fuego, han informado desde la Comisaría provincial de la Policía Nacional.

La operación, denominada ‘Rae’, llevada a cabo por el Grupo I de Crimen Organizado de la Comisaría Provincial, se inició a partir de las denuncias de sendas víctimas, que se personaron en dependencias policiales al día siguiente del secuestro e informaron de lo sucedido. Desde ese momento, los agentes centraron sus esfuerzos en identificar a los responsables de los hechos y localizar el lugar del cautiverio.

Según las averiguaciones realizadas, las víctimas fueron citadas en una finca de Alhaurín de la Torre, donde fueron abordadas por dos hombres provistos con armas de fuego. En ese contexto, los agresores habrían golpeado y amenazado a los perjudicados, al sospechar que estos tendrían información sobre un alijo de 27 kilogramos de hachís, un fusil AK-47 y varias armas cortas que les habían sido sustraídos.

Cuatro horas de secuestro

Tras cuatro horas de detención ilegal, en las que los raptores supuestamente tuvieron apoyo de una tercera persona -la pareja sentimental de uno de ellos-, las víctimas fueron liberadas con la condición de hacerles entrega de varios vehículos y así resarcirles de la sustracción del estupefaciente y las armas.

Las diligencias practicadas por los agentes permitieron ubicar la finca donde se había llevado a cabo el secuestro, procediendo a realizar la entrada y registro en el lugar, con la autorización judicial. Allí se intervinieron 6,5 kilogramos de hachís, un revólver, una escopeta de cañones recortados; y varías armas de aire comprimido.

Finalmente, el operativo concluyó con la detención de dos hombres y a una mujer, de entre 25 y 39 años, todos ellos por su presunta implicación en los delitos de detención ilegal, lesiones, amenazas, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga.