Rusia registra la primera vacuna contra el coronavirus en el mundo

Vladímir Putin ha anunciado que Rusia ha logrado ser el primer país del mundo en registrar una vacuna contra el coronavirus. Putin asegura que la vacuna es eficaz.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado que Rusia ha registrado la primera vacuna contra el coronavirus en el mundo.

«Esta mañana se ha registrado, por primera vez en el mundo, una vacuna contra el nuevo coronavirus», dijo el jefe del Kremlin en una reunión con el Gabinete de Ministros.

Según Vladímir Putin, la vacuna rusa es «eficaz», ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una «inmunidad estable» ante la COVID-19. Sin embargo, la OMS ya expresó sus reticencias cuando el pasado 29 de julio se anunció que Rusia estaba preparada para lanzar su vacuna este mes de agosto.

Su hija ya se ha vacunado

Además, Putin ha anunciado que su hija ya se ha vacunado contra el coronavirus. «En este sentido, participó en el experimento. Después de la primera dosis, tuvo 38 de fiebre y al día siguiente tuvo 37 y pico», ha detallado.

Tras una segunda dosis, «le subió la temperatura y luego se normalizó». Ahora «se siente bien y los anticuerpos son altos», ha contado, citado por Sputnik.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado posteriormente en un comunicado que se trata de una vacuna de doble dosis que genera «una inmunidad duradera» que «se preservará hasta dos años».

‘Vacunación masiva’ en octubre

El mandatario ruso ha confiado en que la «producción masiva» de la vacuna contra la COVID-19 pueda comenzar «en breve», si bien ha subrayado que lo más importante es que sea «segura y eficaz».

El primer ministro, Mijail Murashko, había avanzado en las últimas semanas que la «vacunación masiva» empezaría en octubre. No obstante, este mismo martes el Registro Estatal de Medicamentos del Ministerio de Sanidad ruso ha indiciado que «el plazo para la puesta en circulación es el 1 de enero de 2021».

La vacuna en cuestión es la desarrollada por el centro de investigación N. F. Gamaleya, cuyos ensayos clínicos acaban de concluir, conforme ha anunciado hace apenas unas horas el jefe de Epidemiología del Ministerio de Sanidad, Nikolai Briko.

«Quizá el proceso se haya acelerado por el hecho de que la vacuna no se ha desarrollado de forma fortuita», ha dicho Briko, reivindicando que es fruto de un trabajo de investigación «serio».

Bajan de los 5.000 casos diarios

Rusia ha contabilizado en las últimas horas menos de 5.000 nuevos casos de coronavirus diarios, siendo la primera vez que baja de esa cifra desde finales del mes de abril, según ha informado este martes el centro dedicado a seguir la evolución de la pandemia en el país.

«En las últimas 24 horas en Rusia se confirmaron 4.945 casos del COVID-19 en 84 regiones», ha indicado el centro ruso. Para encontrar un dato similar hay que remontarse al 23 de abril, cuando se registraron 4.774 nuevos positivos.

Con ello, el total de personas contagiadas asciende a 897.599, de las cuales 15.131 han muerto -130 de ellas en la pasada jornada- y 703.175 se han recuperado, incluidas 6.494 en las últimas horas.

Rusia es el cuarto país más afectado del mundo por la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos, Brasil e India. El coronavirus arroja ya un saldo global de más de 20 millones de contagios.