Queman el club de playa de Olivia Valère, la reina de la noche de Marbella

foto: Diario Sur

Un intento de sabotaje, y provocado con gasolina

La Policía Nacional investiga las causas del incendio, que ha provocado daños materiales en parte del local

Olivia Valère pretendía celebrar una gran fiesta con motivo del pase de Málaga a la fase 1 de la desescalada

El Naô Pool Club, situado en la zona Nueva Andalucía, en Marbella propiedad del hijo de la empresaria marbellí Olivia Valère, ha sufrido la pasada madrugada un incendio que ha provocado daños materiales. Se trata de uno de los clubes de playa más lujosos de la ciudad marbellí y  tenía prevista su reapertura  este martes a las 12:00 del mediodía.

PUBLICIDAD

Pese a todo, Olivia Valère, quien a sus 73 años años sigue siendo la reina de la noche marbellí, ha decidido abrir, aunque retrasando el horario de apertura a las 14:00 horas. Por el momento, se desconocen las causas que originaron las llamas, aunque la Policía Nacional ha abierto una investigación. El fuego comenzó a las 2:00 de la madrugada y se extendió por el exterior del recinto quemando parte del mobiliario, la mayoría de madera. Hasta el lugar se trasladaron dos dotaciones de bomberos de San Pedro Alcántara y una de Marbella. Por fortuna, las llamas no han afectado al interior del edificio.

El Club Naô Pool  cuenta con restaurante, música y una imponente piscina para poder disfrutar del buen clima de la Costa del Sol con todos los lujos al alcance de la mano.  Además tiene un salón estilo oriental, con decoración árabe, llamado Karen Valère, y un restaurante de Sushi llamado Mikado. Todos ellos enfocados a una clientela de alto standing.

Esta compañía, gestionada por la empresa Shalom Banus S.L. también presume de cifras millonarias en su cuenta de resultados. Fundada en 2016, en este primer ejercicio (correspondiente a solo 8 meses) el local ya consiguió facturar 1,1 millón de euros.

PUBLICIDAD

La propia Olivia Valère, que vive en Marbella desde hace treinta años, se ha convertido  en todo un referente en la ciudad con numerosos negocios, el más importante por el que se la conoce es la discoteca Olivia Valère, situada en pleno corazón de la ciudad.  La empresa que gestiona este negocio es la Sociedad Explotaciones Mov SL ‘SEMOV’, que desde hace años sus ingresos superan los cuatro millones de euros, demostrando una gran capacidad de recaudación y una importante estabilidad.

Unas 250 reservas

Olivia Valère ha decidido  abrir hoy las puertas del Club Naô Pool ofreciendo su servicio de restaurante y las zonas para tomar el sol. No podrá hacerse uso de la piscina, ni de los jacuzzi debido a las restricciones por el coronavirus. La propiedad ha establecido las medidas de distancia, así como el uso de mascarillas y geles desinfectantes. Unas 250 personas habían reservado hoy con los límites de aforo establecidos por el COVID-19.

Los trabajadores de este establecimiento han estado toda la mañana limpiando, deshaciéndose de lo calcinado, reponiendo el mobiliario y acondicionando la zona de la piscina. La idea es tapar lo quemado y acomodar a la gente en el resto del espacio.

liva Valère esperaba con ilusión la reapertura del Club Club Naô Pool con una gran fiesta para celebrar la salida del confinamiento. Ahora, el incendio ha solo solo una contrariedad para celebrar la ansiada fase 1 en la provincia de Málaga.

La empresaria parisina acompañó a su amiga Kimera, una famosa cantante coreana en la década de los 80, a celebrar su cumpleaños en Marbella. Fue un viaje que cambió por completo la vida de Olivia, quien se enamoró completamente de la ciudad y tomó la decisión de mudarse a la Costa del Sol.

Olivia Valère tiene una gran familia fruto de sus dos matrimonios, los dos hombres de su vida con los que todavía convive. El primero de ellos es Alberto, y el segundo Felipe, con quien ya lleva casada bastante tiempo. Juntos han conseguido formar una gran familia, con tres hijos: Arnaud, su mano derecha en los negocios, Karen y Xavier; quienes ya la han convertido en una orgullosa abuela.

Otros incendios

Este incendio recuerda a los casos de varios chiringuitos de la provincia que, a finales del pasado año y comienzos del 2020, también se quemaron. Entre los más próximos en distancia, el del chiringuito Playa Padre, uno de los más exclusivos de Marbella propiedad de la actriz y empresaria María Bravo. Este establecimiento, situado en la playa de El Cable de Marbella, resultó completamente calcinado en febrero de 2019.

Días más tarde, se quemó el chiringuito Bounty Beach en la playa de El Pinillo, próximo al anterior. En un primer momento se sospechó que ambos sucesos podrían estar relacionados. Pero no fue así ya que la Policía Nacional detuvo a dos menores de edad por su presunta implicación en un delito de daños intencionados en relación a este incidente.

En enero de este año las llamas también calcinaron el chiringuito Moliere Playa, ubicado en el paseo marítimo de Torremolinos. Las investigaciones determinaron que las llamas se originaron de forma fortuita en la chimenea con la que estaba equipado el local.

En marzo pasado ardió casi por completo el establecimiento ‘Aquí Mismo’ situado en Rincón de la Victoria. El establecimiento fue pasto de las llamas en apenas diez minutos. Los daños, sólo en mercancías, superaron los 5.000 euros. A principios de abril de 2019 las llamas quemaron las hamacas y parte de las sombrillas del chiringuito ‘El Sardina’ de Torremolinos. Todo indicaba que las llamas se originaron en un lote de hamacas que estaban amontonadas y desde allí el fuego pasó a un grupo de sombrillas.