Primer acuerdo a tres en Andalucía y en España

Por primera vez en toda España PP, Ciudadanos y Vox han estampado su firma en el mismo documento.

Los naranja siempre han evitado aparecer como socios de la formación de extrema derecha. 

Muchos han catalogado de frenéticas las últimas 48 horas de negociaciones para desbloquear la negativa de Vox a apoyar los presupuestos del gobierno de PP y Ciudadanos. In extremis ayer la formación de Abascal dio luz verde a las cuentas tras anunciar la firma de un acuerdo de 34 puntos,rubricado por primera vez a tres bandas. Un acuerdo que según, el consejero de Economía y parte firmante por Ciudadanos contribuye a la estabilidad política y económica.

La foto de PP, Ciudadanos y Vox va más allá de las cifras. Es la primera vez que, en toda España, Ciudadanos pone su firma junto a la de Vox en un acuerdo. La formación de Rivera se ha resistido siempre a salir en la foto con Vox y ha venido responsabilizando en exclusiva al PP de los acuerdos con la extrema derecha. Incluso en Colón destacaron las maniobras del líder naranja para no aparecer justo al lado de Abascal en la manifestación por la unidad de España.

Finalmente, ha sido Andalucía donde, de nuevo, los partidos de la derecha han dado un paso más en la estrategia común firmando este acuerdo. Eso sí. Entre el logro de Ciudadanos y el de Vox, de nuevo el PP. 

La rúbrica, que estabiliza la participación activa de Vox en el proceso de presupuestos, no tanto en los de este año como en los de 2020, si incluye cuestiones de peso para el partido de Abascal, como la utilización del término violencia intrafamiliar. Un concepto que para el PP no es excluyente. El consejero de Hacienda, Juan Bravo, dice que se amplía la cobertura para supuestos de violencia en el ámbito familiar. Eso, asegura el consejero, «no genera dudas».

En cuanto a Memoria Histórica, Vox ha incluido en el texto un delimitación de las actuaciones, y que las subvenciones se dirijan solo a exhumaciones y muestras de ADN.  El portavoz de Vox asegura que se trata de «no dar legitimidad a determinados colectivos con intereses espurios».

El impacto económico de las peticiones de Vox en los Presupuestos andaluces de 2019 asciende a 2,1 millones de euros, según los datos aportados por la Consejería de Hacienda. Las modificaciones presupuestarias aparecen en una partida extra de 1,5 millones para realizar auditorías privadas en el sector instrumental de la Junta, y en otros 600.000 euros, que se mueven en las partidas destinadas a las asociaciones relacionadas con la promoción e inserción de personas inmigrantes.