Piden 6 años de cárcel para el hombre que secuestró un autobús con pasajeros en Málaga

El conductor que propició la detención con una acción que será reconocida no quiere que se conozcan sus datos, ya que «su integridad puede correr riesgos»

  • Exigió al conductor que no parase el vehículo y lo llevara a Sevilla, al tiempo que daba golpes con el machete a la mampara de metracrilato
  • Iban una docena de pasajeros que se refugiaron en la parte trasera del vehículo
  • Antes se subió a un taxi donde causó destozos y cogió un coche que estrello contra otro en un semáforo

Un hombre acusado de secuestrar un autobús con pasajeros el pasado 9 de abril en Málaga se enfrentará a una petición fiscal de seis años y cinco meses de prisión por un delito continuado de amenazas, robo con violencia y contra la seguridad vial por conducción sin permiso.

El acusado se subió al autobús portando una navaja en una parada ubicada en la avenida de La Palmilla y exigió al conductor que no parase el vehículo, al tiempo que daba golpes con el machete a la mampara de metracrilato, según el escrito acusatorio del fiscal, al que ha tenido acceso EFE.

Dentro del autobús iban una docena de pasajeros que se refugiaron en la parte trasera del vehículo mientras que el investigado presuntamente exigía de manera intimidatoria al conductor que no parara y lo llevara a Sevilla.

Diversas llamadas a los servicios de emergencias alertaron a la Policía Nacional y Local que pudieron entrar en el autobús cuando el conductor al verlos abrió las puertas automáticas.

El fiscal relata en su escrito acusatorio que antes del incidente con el autobús se introdujo en un taxi con el mismo machete, sobre las 23.30 horas, y tras amenazarlo de muerte fracturó la parte central del salpicadereo y la tapicería del asiento.

A continuación, se bajó del taxi y arrebató de un manotazo las llaves de su vehículo a un hombre y se montó y condujo un rato hasta que colisionó con otro coche que estaba debidamente parado en un semáforo.

Tras dicho accidente fue cuando se bajó del vehículo robado y se subió al autobús de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT).

El fiscal señala en su escrito acusatorio que el acusado condujo el vehículo a sabiendas de que carecía de permiso de conducción tras ser condenado por la comisión de un delito de conducción temeraria y sin permiso.

Fuentes judiciales han indicado a EFE que el juicio se ha fijado para el 18 de abril de 2023 en el Juzgado de lo Penal 5 de Málaga.

En cuanto a responsabilidad civil el ministerio público pide que indemnice a los propietarios de los coches y autobús afectados.

El conductor será reconocido

El concejal de Seguridad, José del Río, ha explicado este lunes que la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) va a hacer un reconocimiento al conductor del autobús que se enfrentó a un hombre que secuestró uno de los vehículos a punta de navaja.

Del Río, antes de finalizar la Comisión de Ordenación del Territorio, Movilidad y Seguridad, ya en ruegos y preguntas, ha explicado que el hombre «de un puñetazo rompió una de las mamparas; y este hombre –el conductor– tuvo el aplomo de saber y mirar que se aproximaba un coche de la Policía Nacional, llamó la atención de este coche, abrió la puertas, se pudieron bajar todos los pasajeros, se bajó él también y el incidente quedó prácticamente en nada«. Por ello, ha asegurado que la EMT, acogiéndose al convenio, «va a dar dos días de permiso al conductor, va a pagar un viaje de dos días y se le reconocerá mediante una placa esa acción».

También Del Río ha aclarado que el conductor «sigue diciendo que tiene muy claro que no quiere que se conozcan sus datos», ya que «su integridad puede correr riesgos», además de que el chofer del autobús se ha trasladado puntualmente de línea «porque pude dar pie a que este señor se pueda subir y generar discordia».