Nacen más de siete mil flamencos en Fuente de Piedra

La Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra (Málaga) ha contabilizado este año 7.472 nacimientos de pollos de flamenco, más del triple que en 2018.

Las lluvias del pasado octubre han favorecido que el éxito reproductor de las 9.000 parejas haya alcanzado el 83 % 

Este sábado se han anillado 600 para el estudio y preservación de la especie.

Un año más se han anillado los flamencos en la Laguna de Fuente de Piedra de Antequera. A pesar de la sequía, las condiciones hídricas de la laguna han permitido que nazcan 7.742 pollos, el triple que el año pasado. Este sábado se han anillado 600 para el estudio y preservación de la especie.

Las crías de flamenco se capturan antes del amanecer. Se les mide y pesa y se les coge una muestra de sangre para luego librarlos. Este año se han anilllado 600 y han colaborado más de 500 voluntarios.

Los flamencos son aves muy peculiares que pueden llegar a vivir 50 años. A los 70 días de vida empiezan sus ejercicios de vuelo y a los tres meses de edad ya pueden empezar su viaje

Fuente de Piedra es el único humedal natural de Europa en el que los flamencos se reproducen. Nueve mil parejas de flamencos rosa viven en la laguna.

Más de 500 voluntarios de toda Andalucía han acudido a la reserva natural para participar en el anillamiento, en el que también ha estado la Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo.

La consejera ha subrayado el «buen estado de salud y de conservación»de esta laguna, considerada una de las zonas más importantes para la reproducción de la población de flamencos del Mediterráneo y África Noroccidental.

«Este es un humedal fundamental para nuestra biodiversidad y un lugar maravilloso al que invito a todos a que vengan a conocer para disfrutar del medio natural de Andalucía», ha destacado.

Crespo ha remarcado el compromiso del Gobierno andaluz por salvaguardar los espacios protegidos de Andalucía con medidas e inversiones concretas, como la reactivación de las ayudas forestales después de siete años sin convocarse o la apuesta por un Pacto Andaluz por el Agua que busque el acuerdo de fuerzas políticas y agentes socioeconómicos en un asunto «que debe ser política de Estado»