Moreno inaugura el Hospital de Estepona y anuncia el desbloqueo de la ampliación del Costa del Sol

Tras doce años de espera, Estepona cuenta con un nuevo centro hospitalario que en un primer momento atenderá a pacientes Covid.

Una moderna instalación de alta resolución que dará cobertura a más de 100.000 vecinos, además de los veraneantes

El presidente andaluz ha solicitado al Gobierno de España que toda actividad que haya tenido que cerrar por decreto administrativo como consecuencia de la Covid esté exenta de pagar impuestos, así como un plan de rescate para hostelería, restauración y comercio afectado

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha inaugurado este lunes el Hospital de Alta Resolución de Estepona tras más de doce años de espera y como resultado de la colaboración entre el Ayuntamiento de dicha localidad y la Administración andaluza.

“En el Gobierno andaluz teníamos mucho interés en adaptar el proyecto anterior para adecuar las instalaciones a la nueva realidad Covid y garantizar la seguridad tanto de pacientes como de profesionales”, ha apuntado.

Y es que, este nuevo hospital abre en un primer momento como centro para atender
a pacientes afectados por el SARS-CoV-2, para lo que se han creado dobles circuitos
asistenciales y se ha regulado el flujo de movimientos de los usuarios. Para ello, se
han invertido dos millones de euros en separar ambos circuitos en el área quirúrgica,
crear áreas aisladas para pruebas funcionales y exploraciones, ampliar los espacios
y en rediseñar unidades.

Con todo esto, se ha logrado una mejor organización, más amplitud, un mayor control
de infecciones y más intimidad y confortabilidad para los pacientes. Asimismo, a esos
más de dos millones en reformas, se han añadido otros 3,2 millones en una primera
fase de suministro de equipamiento y mobiliario para las necesidades de hospitalización, Urgencias, gran parte de consultas externas, Laboratorio y Farmacia.

Una vez que remita la pandemia, este centro hospitalario se quedará para brindar una
mejor asistencia sanitaria a los más de 100.000 vecinos de los municipios de Estepona, Manilva, Casares, Gaucín, Genalguacil y Jubrique, además de los veraneantes que lleguen a estas localidades.

Este hospital, al que según el presidente había recibido de los anteriores gobiernos
andaluces “carpetazo sin explicación” pese a ser un proyecto urgente, “hará de la visita
al médico un trance más rápido, más satisfactorio, más cómodo para el usuario y más resolutivo gracias al modelo de consulta de acto único”.

Por otro lado, y ante lo que ha calificado como el “mal endémico” que desde hace
décadas sufre la Costa del Sol por la falta de grandes infraestructuras sanitarias en el
ámbito público, ha anunciado que ha dado instrucciones para desbloquear la ampliación de las obras del Hospital Costa del Sol, en el municipio de Marbella, y para licitar por vía de urgencia la ejecución de los trabajos.

Un proyecto abandonado por el anterior ejecutivo y que el nuevo Gobierno va a hacer
realidad actualizándolo. 75 millones de euros que pondrán al día la asistencia sanitaria
en la Costa del Sol malagueña, incorporando nueva tecnología, nuevas camas y nuevas metodologías, “apostado por la salud del siglo XXI”, ha apostillado.

A día de hoy, el Hospital Costa del Sol da cobertura a una población de 478.000 habitantes, añadiendo nuevos servicios y espacios a una infraestructura que “ya está al límite de su capacidad”. De esta forma, el Gobierno de Andalucía retoma este proyecto redistribuyendo circuitos ambulatorios, remodelando el bloque quirúrgico y ampliando la cartera de servicios hospitalarios, para evitar que los pacientes tengan que trasladarse al Hospital Clínico de la capital malagueña.

Igualmente, se ampliarán las camas, las salas de consultas y las pruebas, además
que crear mejores urgencias. “Vamos a coger un hospital al borde del colapso y lo
vamos a preparar para el futuro. Con ello conseguiremos, además, no sobrecargar el
Virgen de la Victoria, el hospital de referencia. Un salto adelante en décadas en la
asistencia sanitaria en la provincia de Málaga, que era la que tenía menos camas por
habitantes”, ha añadido.

Apoyo a la hostelería, restauración y comercio
En otro orden de cosas, el presidente andaluz ha pedido al Gobierno de España un
plan de rescate a la hostelería, restauración y comercio y, mientras llega, ha solicitado que toda actividad que haya tenido que cerrar por decreto administrativo como consecuencia de la pandemia esté exenta de pagar impuestos.

“No cierran por voluntad, sino por una obligación legal. Los impuestos del Estado suponen el 80 por ciento. Puede ser un gran auxilio y es una reivindicación del propio sector que hago mía y extiendo”, ha señalado.

Moreno, por su parte, ha adelantado que el Gobierno de Andalucía está negociando
con organizaciones sindicales y la propia Confederación de Empresarios de Andalucía
nuevas ayudas, en gran parte directas, a la hostelería y al comercio en las zonas más
afectadas por la Covid-19. La voluntad del Ejecutivo andaluz es que este plan nazca
con el acuerdo de todos, poniendo para ello todos los recursos disponibles.

De otra parte, Moreno ha insistido en la necesidad de que lleguen más vacunas a Andalucía para inmunizar cuanto antes a la mayor parte de la población. Así, ha considerado que el ritmo de recepción de vacunas es todavía “extremadamente lento”.
Pese a esto, ha puesto en valor el trabajo realizado en Andalucía, gracias al cual se ha cumplido con el objetivo de vacunación en esta primera fase del plan, sin incidencias destacables.

Por último, ha subrayado que los últimos datos de la pandemia en Andalucía invitan al optimismo. Sin embargo, ha apelado de nuevo al compromiso y a la responsabilidad colectiva para que el esfuerzo que está realizando la sociedad andaluza no sea en vano.

“Queda mucho trabajo por hacer, estamos lejos de estar en una situación de
cierta tranquilidad. Si hacemos las cosas bien, los números de fallecidos e ingresos
irán mejorando de forma progresiva”, ha concluido.

Durante la visita al Hospital de Estepona, han acompañado al presidente el consejero
de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo; el alcalde de Estepona, José María García; la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz; el presidente de la Diputación de Málaga; Francisco Salado, y la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro, entre otras autoridades