Ceden una casa que tenían en herencia a Málaga Acoge

Cuatro hermanos de Málaga, los hermanos Salcedo, heredaron una casa en Málaga, y en vez de venderla o alquilarla, han decidido donarla a una organización humanitaria. La casa está en el barrio de Lagunillas, una zona de la capital malagueña que está viviendo un fuerte proceso de turistificación, según informa Canal Sur TV.

Sin embargo, estos hermanos solidarios no han pensado en el negocio.  No querían que la casa de su madre se convirtiera en un nuevo alojamiento turístico. Francisco Salcedo tiene muy clara la explicación: » No necesitamos la casa de mi madre, afortunadamente a los cuatro nos ha ido bien y a nuestros hijos también. No tenía sentido especular con ella, queríamos que la casa tuviera un fin». Todos estuvieron de acuerdo en esta idea y acudieron a Málaga Acoge.

Para esta asociación el destino de la vivienda también estaba claro. Alojarán a jóvenes inmigrantes que dejan el sistema de protección una vez cumplen la mayoría de edad.

Vivirán en la casa hasta que consigan trabajo y puedan independizarse.Mientras tanto Málaga Acoge los visitará y seguirá su trayectoria.

La casa ya ha sido reformada, tan sólo queda conseguir la instalación de luz para que sea habitable. Está previsto que en un mes lleguen los nuevos vecinos del barrio de Lagunillas.