Los drones son usados por más de 3500 empresas del país

 

  • AESA, que participó en S-MOVING registró en 2018, 5334 drones civiles y 4600 pilotos
  • Una de las iniciativas recientes es el Centro de Excelencia, que es virtual y cuenta con un comité de sabios de 10 a 15 personas, expertos en drones

 

Los drones civiles son ya “la casi totalidad de vehículos no tripulados de menos de 25 kg” que las empresas usan para sus servicios. Explicó Isabel Maestre, directora general de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). 

En su intervención, Isabel Maestre detalló que son más de 3500 empresas las que ofrecen los servicios de drones en nuestro país, 85 operadores y 78 fabricantes registrados en la Agencia. 

Sobre cuáles son los sectores donde estos drones desarrollan su actividad, Isabel Maestre aclaró que las principales áreas, de mayor a menor relevancia, son: fotografía, filmación y levantamientos; observación y vigilancia; investigación y desarrollo; energía y salvamento; y publicidad aérea.

Los drones se usan, mayoritariamente, en sectores como la fotografía, filmación, vigilancia, salvamento o investigación

Reconoció durante su charla la importancia de la regulación y de la elaboración de la norma para la ordenación del sector en este país. En primer lugar, la implantación de la Ley 18/2014, y en segundo lugar, la aprobación del Real Decreto 1036/2017 en diciembre del año pasado.

También mencionó que se trabajó sobre la base de lo que ya existía “la ley de la navegación aérea, la de seguridad aérea, y en la reglas del aire para habilitar nuestro espacio aéreo para que puedan volar drones”.

Gracias a estos cambios, el tejido empresarial se está fortaleciendo y la investigación en un sector con grandes perspectivas “los drones civiles están en continuo crecimiento, con una tecnología que necesita mucho desarrollo y con costes de tecnología baratas” señaló.

También citó las nuevas posibilidades que se ofrecen en el sector de los drones: poder sobrevolar ciudades con drones de menos de 10 kg, poder volar el espacio aéreo controlado, poder volar por la noche, volar con la línea visual extendida y volar más allá de la línea visual de visión. Aunque sobre ésta última fue más cauta, “la tecnología no está madura, pero ya la normativa está abierta para que se pueda dar esa posibilidad”.

Los drones civiles están en continuo crecimiento, con una tecnología que necesita mucho desarrollo y con costes de tecnología baratas

La directora general de AESA aludió en su intervención a cómo la Agencia ayudó al sector creando la Comisión de Drones (RPAS) donde la industria, grandes usuarios, universidades y ellos mismos están.

En esta Comisión se encuentran tres grupos de trabajo: grupo de tecnología y seguridad ante actos ilícitos, grupo de operaciones regulación y uso, y grupo de soporte y promoción.

Otra iniciativa puesta en marcha es el Centro de Excelencia “donde se pone en contacto el mundo real de los usuarios, sus necesidades con la academia, y los proveedores”.

El Centro de Excelencia es virtual, cuenta con un comité de sabios de 10 a 15 personas, expertos en drones “que se reúnen con el objetivo de crear un libro blanco que se publicará a finales de año”. Ese libro blanco se ofrecerá a las empresas y a las universidades para que conozcan la demanda de los usuarios.


Te interesa