Las cifras de paro de mayo en Málaga más bajas desde 2008 y récord de afiliados

Mayo ha dejado dejando buenas noticias para el mercado laboral de Málaga, que arrancará el verano con la cifra mensual más alta de afiliados a la Seguridad

Se ha recuperado la tendencia positiva que había en 2019 que se cortó en seco por la pandemia.

Málaga recupera el ritmo vertiginoso que se frenó en seco por la pandemia. El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha publicado este jueves los datos del paro correspondientes al mes de mayo y, en el caso de la provincia de Málaga, suponen el mejor registro en este mes desde el año 2008, cuando empezó a explotar la burbuja inmobiliaria, según ha avanzado Málaga Hoy. A eso hay que añadirle que se ha batido un nuevo récord de afiliados a la Seguridad Social, con 11.378 más solo en mayo, alcanzando los 668.986 cotizantes. El mes, por tanto, ha salido redondo y las perspectivas para el resto del verano son positivas.

El mes pasado se borraron de las listas del desempleo 5.585 personas en Málaga, lo que implica que la provincia inicia el mes de junio con 140.306 parados, un 3,8% menos que en abril y un 27% menos que en el mismo mes del año anterior. Hace justo un año, cuando estábamos a vueltas con las vacunas por el Covid y todo eran dudas de cara al verano, había más de 190.000 desempleados.

El mes pasado se borraron de las listas del desempleo 5.585 personas en Málaga, lo que implica que la provincia inicia el mes de junio con 140.306 parados, un 3,8% menos que en abril y un 27% menos que en el mismo mes del año anterior. Hace justo un año, cuando estábamos a vueltas con las vacunas por el Covid y todo eran dudas de cara al verano, había más de 190.000 desempleados.

La película, afortunadamente, ha cambiado de forma notable de un año para otro. Pero, realmente, es la misma que había en 2019, solo que en este periodo, valga el símil, se ha cortado en seco con los anuncios. La pandemia puso todo patas arriba, pero vuelve la normalidad y lo hace con la misma fuerza que venía antes del virus.

Mayo es la antesala del inicio de la temporada fuerte veraniega, que ya comienza en junio y acaba casi en octubre, y en 2019, antes de la crisis, el paro estaba en 141.005 personas, 5.047 menos que en abril de 2019. Si vemos los datos actuales, son prácticamente los mismos, aunque ahora hay algo menos de desempleados. El 2019 fue un año récord para el turismo y, en principio, este 2022 no lo va a ser tanto pues se piensa que las ocupaciones no llegarán al mismo nivel. Pero, pase lo que pase, se está comparando con un ejercicio histórico y, además, tras dos años de desgracias, los turistas, españoles y extranjeros, tienen ganas de viajar y pasarlo bien, por lo que las reservas de última hora pueden igualar los registros de 2019.

En cualquier caso, el sector turístico de la Costa del Sol está optimista -algo lógico después de pasar dos años en el infierno y está contratando a buen ritmo. El paro ha descendido en casi 4.000 personas solo en el sector servicios y Málaga ha sido la cuarta provincia española con una mayor caída del desempleo en mayo por detrás de Madrid, Barcelona y Baleares. En el resto de sectores también ha habido descensos (629 en la construcción, 297 en la industria, 172 en la agricultura y 579 en el colectivo de personas sin un empleo anterior).

Cae en la mayoría de municipios

El paro ha caído en la mayoría de municipios de Málaga. En Málaga capital lo ha hecho en 1.862 personas, un 3,2% respecto a abril, y, en estos momentos, hay 55.589 desempleados, lo que representa el 40% del total de la provincia. En Marbella el descenso ha sido de 720 personas, un 7,2%, hasta los 9.297 desempleados.

En el resto de grandes localidades la tendencia es similar con disminuciones del 2,7% en Antequera; 5,7% en Benalmádena; 1,4% en Alhaurín de la Torre; 6,8% en Estepona; 5,1% en Fuengirola; 6% en Mijas; 3,4% en Rincón de la Victoria; 3,3% en Ronda; 0,5% en Vélez Málaga; o 5% en Torremolinos.

Sigue creciendo la contratación indefinida

La reforma laboral entró en vigor en abril y obliga a convertir contratos temporales en indefinidos bajo una serie de parámetros. Eso se está traduciendo en los datos, hasta el punto de que de los 63.957 contratos que se suscribieron en mayo 31.375 fueron indefinidos y 32.582 temporales, por lo que están casi a la par. Hay que tener en cuenta que antes de esta reforma los contratos indefinidos eran casi una anécdota y no llegaban al 10% del número total de acuerdos laborales. En mayo de 2021, por ejemplo, se hicieron 54.886 contratos y solo 4.535 fueron indefinidos.

No obstante, tampoco hay que echar las campanas al vuelo, sobre todo en un mercado laboral como el malagueño que está marcado por la temporalidad turística. En mayo el número de contratos indefinidos solo creció un 1,4% respecto a abril mientras que el de temporales lo hizo en un 14%. En el acumulado de enero a mayo, los contratos indefinidos representan el 33% del total.