La indignación ante el elevado precio del gasóleo lleva a una huelga de transportistas que arranca el lunes

También habrá concentraciones y manifestaciones a las puertas de cada ayuntamiento el 13 de marzo, un día antes del paro indefinido

La guerra en Ucrania ha elevado los precios en las gasolineras a unos niveles históricos, lo que ha llevado al malestar de empresas, autónomos y ciudadanía en general. Desde el estallido del conflicto bélico, el combustible se ha encarecido en 25 céntimos y se prevé que siga creciendo en las próximas semanas. Algo que ha llevado al sector del transporte a una asfixia económica sin precedentes y que les ha llevado a tomar la decisión de moverse y de realizar una huelga indefinida a partir del lunes 14 de marzo.

En declaraciones a un compañero Área Campo de Gibraltar, uno de estos transportistas afectados afirma que la subida espectacular del gasóleo ha sido la gota que ha colmado el vaso: «Esto ya es inviable para los transportistas. Solo tenemos pérdidas, no podemos más, es insoportable». El algecireño Pablo Iglesias atendió a nuestro medio en el Puerto de Algeciras, donde aseguró que a partir del 14, entran en el paro indefinido con piquetes informativos: «Esto no es un paripé de un paro de tres días en Navidad como otras asociaciones para ponerse las medallas mientras nosotros estamos tirados como perros».

Los trabajadores insisten en que la brutal subida del gasóleo les va a llevar a la «quiebra total» y esperan un cambio de actitud por parte del Gobierno de la patronal. La Plataforma Nacional en Defensa del Transporte sigue con su calendario de movilizaciones con manifestaciones que llaman a los ciudadanos a concentrarse a las puertas de cada ayuntamiento este domingo 13 de marzo, un día antes del paro indefinido.

Principales reivindicaciones de los transportistas

1.- Prohibición sin posibilidad de pacto en contra ni de acuerdos contractuales, de la contratación de los servicios de Transporte de mercancía por carretera por debajo de los costes de explotación.

2.- Prohibición por Ley de la carga y descarga por parte de los conductores y autónomos que realicen la conducción de sus vehículos. Sin posibilidad de acuerdos ni pactos con cargadores ni destinatarios.

3.-  Control y seguimiento de las cooperativas de trabajo asociado en el transporte. El objetivo principal de esta medida que estamos solicitando, va dirigido a la erradicación de la creación por parte de grandes empresas, que de manera paralela a sus actividades principales, utilizan el modelo cooperativista para reconvertir a sus conductores en falsos autónomos.

4.- Compromiso firme de la Inspección de Transporte para dar cumplimiento a la limitación del cabotaje.

5.- Revisión de los acuerdos bilaterales en materia de transporte, se requieren los mismos requisitos de cumplimiento en cuanto a fiscalidad de los carburantes usados para la entrada en las fronteras de la Unión Europea

6.- Seguridad vigilada por parte del Estado en Áreas de descanso y Polígonos Industriales, para el correcto descanso y seguridad de los conductores, al igual que la correcta custodia a vehículos y mercancías.

7.- No a las 44 toneladas, la aprobación de esta normativa conllevaría para nuestro sector más precariedad y constituiría un incremento de la sobreoferta de transporte en más de un 10%.