La Costa del Sol reabre los parques de ocio, con 95% de clientela nacional

La oferta de parques de ocio de la Costa del Sol ha reabierto en su totalidad con sus instalaciones adaptadas a las normas de seguridad con el fin de acoger a los visitantes que disfrutan de sus vacaciones estivales en el destino, una clientela que en un 95 por ciento es nacional.

El presidente de la Asociación Provincial de Empresas y Centros de Ocio de la Costa del Sol (APECO), José María Yagüe, ha señalado que los parques han hecho un esfuerzo este año y todas las instalaciones «cumplen con todas las medidas de seguridad» para que los visitantes puedan disfrutar «con todas las garantías».

Los parques de ocio, que registran este verano una ocupación inferior entre el 20 y 30 por ciento con respecto al año pasado, han puesto en marcha una serie de actividades de promoción adaptadas a la nueva normativa, según ha informado la Diputación de Málaga.

Entre ellas figura la colocación en los hoteles de unos expositores con las imágenes o logos de lo parques, así como material con unos códigos QR para que los turistas puedan captar toda la información de las instalaciones.

Además, la asociación está instalando en más de un centenar de hoteles unos televisores con imágenes los centros de ocio para que el turista conozca la oferta, aparte de las promociones en radio y prensa que hacen algunos de los parques, dirigidas principalmente al cliente local.

La consejera delegada de Turismo Costa del Sol, Margarita del Cid, ha destacado la importancia del segmento vacacional y de ocio en el destino, y ha indicado que pese a que se trata de un «verano atípico», la entidad hará un esfuerzo en la promoción de este segmento para que recupere sus «cifras históricas”.

Sólo en lo concerniente a parques temáticos y de atracciones, la provincia de Málaga reúne más de una veintena de grandes espacios, por lo que el potencial de este segmento es «indudable», según Turismo Costa del Sol, que recuerda que el ocio es una de las principales motivaciones de los turistas que llegan al destino.