La Calle Unión, una calle que pertenece a dos pueblos Mijas y Fuengirola,su dificultad con el confinamiento

Calle Unión, una acera es de Mijas la otra de Fuengirola/EFE

Un salvoconducto para cruzar a la acera de enfrente

La Costa del Sol presenta la curiosa circunstancia de que las ciudades turísticas de Fuengirola y Mijas, más allá de compartir lindes, tienen calles comunes que pertenecen a ambos municipios, por lo que sus vecinos encuentran difícil cumplir las restricciones de movilidad decretadas por la Junta de Andalucía desde este martes.

Esta es la situación de la calle La Unión, en la que una acera es de Mijas y la otra de Fuengirola, por lo que -según las actuales limitaciones- un vecino no puede cruzar la calle para comprar el pan o ir a la carnicería como con normalidad hacía hasta ahora y, en su lugar, debe recorrer kilómetros en coche o autobús para ir a otro establecimiento dentro de los límites de su municipio.

Ambos equipos de gobierno locales coinciden en la necesidad de dar solución a un problema que afecta a vecinos de sendas localidades y en la imposibilidad que tienen para controlar que los ciudadanos crucen de una acera a otra, por lo que -de momento- no multarán a quienes lo hagan.