La Academia Malagueña de Ciencias aboga por conservar los restos del Astoria

Insisten en que antes de tomar cualquier decisión se debe continuar la investigación arqueológica

La Academia Malagueña de Ciencias (AMC) ha abogado en relación con el futuro de la parcela de los antiguos cines Astoria-Victoria por que “se garantice no solo la viabilidad de un proyecto arquitectónico acorde con las ordenanzas vigentes sino también la conservación del patrimonio histórico de la ciudad” e insisten en que antes de tomar cualquier decisión se debe continuar la investigación arqueológica.

En un comunicado precisan que, a partir de la información de la que disponen, “parece que nos encontramos ante un yacimiento de importancia para la historia de Málaga”, y ello “pese a que no se ha profundizado lo suficiente como para llegar hasta niveles prerromanos”, incidiendo en que no es sorprendente que se hallen restos de “significativo valor” dada su ubicación.

A juicio de la Academia, el análisis sobre el futuro de este solar debería relacionarse con la plaza de la Merced y el entorno urbano próximo como calle Victoria, calle Alcazabilla, con todos sus monumentos históricos; y Alcazaba, Gibralfaro y el túnel, entre otros.

En este punto, aluden al debate ciudadano sobre la conservación y la conveniencia de completar las excavaciones realizadas hasta el momento, además de que “se ha generado controversia sobre si debe o no construirse el edificio allí previsto, en el que se proyecta, entre otras cosas, un gran auditorio subterráneo, lo que podría suponer la pérdida del bien arqueológico que ha aflorado”.

Además, han señalado que se han planteado otros argumentos como que la demolición del edificio ha generado nuevas vistas de la Alcazaba, que, de construir, se verían afectadas. No obstante, precisan que “de no edificarse, la plaza de la Merced perdería la cuarta fachada que hasta no hace mucho había tenido, independientemente del valor arquitectónico de dicha fachada”. “Quedaría un espacio y al fondo la línea de edificaciones del último tramo de la calle Victoria”, indican.

“Somos conscientes de que las decisiones que se tomen sobre la urbanización del solar revisten gran complejidad y que faltan aún aportaciones imprescindibles, como son el informe final arqueológico del sondeo que se está realizando y el preceptivo dictamen de la Consejería de Cultura de la Junta”, han agregado en el comunicado.

En este punto, han señalado que hay actualmente varias posiciones sobre el futuro de este espacio, que van desde los que consideran que el valor patrimonial es escaso y que no debería frenarse la construcción del proyecto previsto; y quienes opinan que la conservación de los hallazgos arqueológicos aumentaría el valor patrimonial de la zona y que debería quedar postergada cualquier otra iniciativa a su conservación.

También “hasta quienes, en fin, afirman que la plaza es un elemento urbano configurado históricamente que constituye un lugar principal en la ciudad y que como tal debe completarse”.

Según la AMC, “construir en el solar no impide conservar y proteger los restos de valor, tal y como se ha hecho, por ejemplo, en el Museo Picasso, Rectorado y numerosos edificios en nuestro país”.

En todo caso, añaden, en la mayor parte de las declaraciones que se han producido hasta ahora, de instituciones o de personas, sean o no partidarias de completar la plaza, existe un denominador común, “que antes de tomar cualquier decisión, debe continuar la investigación arqueológica de manera que permita establecer una adecuada y serena valoración del patrimonio que la cata está proporcionando y lo que representa para la historia de la ciudad”.

Así, inciden en que la Academia no es ajena a la preocupación ciudadana sobre el futuro de la plaza de la Merced, dejando constancia de su interés por que, “a la hora de tomar las decisiones últimas, se garantice no solo la viabilidad de un proyecto arquitectónico acorde con las ordenanzas vigentes sino también la conservación del patrimonio histórico de la ciudad”, han concluido.