Iznate recupera la celebración de la Semana Santa con especial protagonismo del Viernes de Dolores y el Domingo de Resurrección

La Resurrección de Cristo la encarna la figura de un niño que es descubierta por los doce apóstoles que procesionan con máscaras por las calles del pueblo. La Virgen lleva el rostro cubierto con un velo que se lo quita una niña cuando Jesús se manifiesta en el sepulcro vacío.

Tiene diferentes reconocimientos provinciales

  •  La Semana Santa coincide con las fiestas patronales por lo que
    conviven los actos religiosos con los de ocio. Entre otras actividades
    destacan el concierto de Los Rebujitos o la elección de Miss y Mister
    Visitante
  • Las fiestas patronales de Iznate coinciden con la Semana Santa. Durante diez días – desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección conviven los actos religiosos con las actividades lúdicas y de ocio. Entre los que más público atraen están las procesiones de la Virgen de los Dolores y el peculiar Domingo de Resurrección. Dentro del programa de feria, este año, destaca el concierto de Los Rebujitos para el sábado 9 de abril.

“Iznate se suma a los pueblos, que con la prudencia que merece la situación sanitaria generara por el Covid-19, va a celebrar la Semana Santa. Una festividad que los vecinos y vecinas llevan dos años esperando por la gran devoción que tienen a la Virgen de los Dolores, y porque, también necesitaban el asueto que dan unas fiestas patronales”, ha comentado el presidente de la Mancomunidad Axarquía Costa del Sol, José Juan Jiménez quien ha acompañado durante la presentación al alcalde de Iznate, Gregorio Campos; a
la concejal de Fiestas y Tradiciones Populares, Mercedes Gallardo, y al autor de los carteles, Ángel López.

“Han sido dos años complicados en los que sobre todo, han sufrido mucho la población mayor, los jóvenes y los comerciantes. Por eso, tanto el Ayuntamiento como los vecinos y vecinas, hemos querido hacer todos juntos un importante esfuerzo económico y de organización, para poder celebrar estas fiestas”, ha manifestado Campos quien ha recordado que “son muchas las personas que durante estos días vienen a conocer el pueblo y a disfruta con nosotros de la Semana Santa”. “Es un buen principio para la reactivación
económica de nuesro pueblo y para dinamizar su actividad”, ha agregado. Gallardo ha señalado que las fiestas comenzarán este jueves 7 de abril a las 20:00 horas con el encendido del alumbrado. A las 22:30 horas llegará la música de la Orquesta Replicando y la Elección del Reinado 2022 en la carpa de la Puerta Martina.

El Viernes de Dolores a las 12:00 horas será la Misa de Acción de Gracias en honor a la Virgen de los Dolores que saldrá en procesión a las nueve de la noche acompañada de la Banda Municipal de Música de Iznate y la Agrupación Musical Bentomiz de Arenas. Durante la tarde habrá carreras de cintas, motos, caballos y quiebra de botijos. A partir de las 23:30 horas, castillo de fuegos artificiales, actuaciones de copla de la mano de Macarena Albarracín y Rocío Alba; y música de la Orquesta Mediterráneo y de los Djs David Tovar y Maikol Morales.

La Feria continuará desde el mediodía del Sábado de Gloria, culminando a las 23:00 horas con el concierto de Los Rebujitos. Como la noche anterior, la Orquesta Mediterráneo y los Djs David Tovar y Maikol Morales ocupará el escenario a partir de la una de la madrugada.

El Domingo de Ramos habrá bendición de ramos a partir de las seis de la tarde. El Martes Santo, a las 17:30 horas, Procesión de Tronillos. A las 21:00 horas del Jueves Santo será la procesión de la Virgen de los Dolores, una imagen atribuida a Asensio de la Cerda (S.XVIII). El Viernes Santo a las 17:30 será la celebración de la Pasión y el Sábado de Pascua a las 23:00 la Misa Pascual.

El domingo de Resurreción de Iznate es uno de los más peculiares de la provincia. Tiene más de 70 años de antigüedad y acumula diferentes reconocimientos por su interés turístico y cultural.

“Es también una fiesta muy participativa porque en ella se implican muchos vecinos y vecinas. Nosotros, hacemos una representación de lo que fue ese momento evangélico encarnado en un niño”, ha explicado la concejal de Fiestas quien ha animado “a conocer sus fiestas patronales que cuentan con un programa intenso elaborado con mucho esfuerzo e ilusión”.

El autor del cartel, Ángel López, ha explicado que “su diseño corresponde al hecho de que hayan estado dos años sin celebrar las fiestas patronales”. “De ahí que en vez de sacar la imagen principal, la Virgen de Los Dolores, hemos usado las letras de su nombre para insertas los mejores momentos de las fiestas o algunas de sus actividades”.

Una celebración particular
El ritual que se instauró en 1947 comienza a las doce de la mañana tras la misa en la iglesia de San Gregorio VII. Con la Guerra Civil se perdió la imagen del Cristo Resucitado que había en la iglesia, y el párroco de entonces decidió recuperar la festividad tomando la imagen de un niño”.

Desde su interior, salen los doce apóstoles – encabezados por San Pedro y seguido de San Juan – encarnados por doce vecinos del pueblo que llevan máscaras y ropajes a la usanza hebrea de la época (sandalias, túnicas y mantolines). Tras ellos, marcha la Virgen de los Dolores – talla del siglo XVIII atribuida a Asencio de la Cerda – en procesión con el rostro cubierto por un velo en señal de duelo. El cortejo recorre las calles del pueblo hasta llegar a la ermita del cementerio donde tiene lugar la representación.

Esta se produce en un lugar que denominan “el huerto” – acondicionado con hojas de álamo y palmera – que es donde se encontraría el sepulcro de Jesús. Entran en él, y es San Pedro quien con “gestos, espavientos, señas y mímica” explica que no está el Cuerpo hasta tres veces. El resto de apóstoles lo miran asombrados, y es a la cuarta cuando dice que lo ha encontrado lanzándose cohetes y salvas.

Una vez encontrado el Cristo Resucitado, entran en “el huerto” el resto de apóstoles que se arrodillan y vuelven a salir en procesión con la banda de música. Una niña se acerca al trono y le retira a la Virgen de los Dolores el velo del rostro “porque ya se ha acabado el luto”.