Moreno responde que el déficit es “heredado” del anterior Ejecutivo socialista 

El Ministerio de Hacienda ha comunicado por carta a la Junta de Andalucía que incumplió el objetivo de estabilidad en 2018, por lo que no podrá salir a los mercados a captar financiación y le solicita que presente un “plan de ajuste”. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha calificado la medida como “arbitraria” y asegura que “atenta” contra su autonomía, y rechaza hacer recortes.

En su cuenta de Twitter, Moreno ha pedido al Gobierno que rectifique en sus exigencias, pues ha señaladado que Andalucía “es hoy modelo de estabilidad y rigor” y ha recordado que el déficit es “heredado”.

Por su parte, el consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, también en Twitter, ha dicho que no van a “permitir el juego sucio, ni que el Gobierno central boicotee la senda de estabilidad y crecimiento de Andalucía conseguida en 11 meses de intensa agenda reformista”.

Así, el consejero andaluz de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha descartado que la Junta vaya a aplicar recortes en educación, sanidad o dependencia, o vaya a “revertir” las rebajas fiscales que viene aplicando.

Hacienda niega trato “arbitrario” o “discrecional”

Por su parte, el Ministerio de Hacienda ha negado un trato “arbitrario” o “discrecional” con Andalucía. Fuentes de Hacienda han remarcado que no existe “ninguna intervención” de las cuentas andaluzas, sino que es el “incumplimiento de las reglas fiscales” y la defensa de la sostenibilidad financiera del conjunto de España lo que impide que Andalucía pueda acudir a los mercados financieros.

A todas las comunidades autónomas se les exigen los mismos requisitos y tienen que presentar los planes de ajuste si incumplen las reglas fiscales”, han asegurado.

Destacan las fuentes que en 2017, último ejercicio completo en el que la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, fue consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, la comunidad “no rebasó el límite de déficit ni el de deuda pública”.

Montero dejó el Gobierno andaluz a raíz de la moción de censura del 1 de junio de 2018 que hizo presidente del Gobierno al socialista Pedro Sánchez. Hasta entonces, según las fuentes de Hacienda, Andalucía tenía un déficit provisional del 0,37%, por debajo del objetivo fijado para ese año.

La desviación del déficit en 2018 se debería, por tanto, a que a lo largo de 2019 -ya con un Gobierno del PP- “se declararon gastos sobrevenidos imputados a 2018″, lo que hizo que el déficit definitivo del año pasado fuera del 0,51%, por encima del objetivo del 0,4%.

La carta de Hacienda

La carta  que Hacienda ha enviado a Andalucía, está fechada el 5 de diciembre y contesta a la solicitud de la Junta de adherirse al Fondo de Financiación de las comunidades autónomas para 2020 y asegura que la comunidad “ha incumplido el objetivo de estabilidad, deuda pública y regla de gasto del ejercicio 2018”, año en el que gobernaban los socialistas en Andalucía.

En la misiva, que es enviada por el secretario general de Financiación Autonómica y Local de Hacienda, Diego Martínez, se señala que Andalucía “no reúne los requisitos previstos” para adherirse al compartimento Facilidad Financiera en 2020, “por lo que le corresponderá, en su caso, adherirse al compartimento Fondo de Liquidez Autonómico 2020”.

Añade que la Junta deberá presentar un “plan de ajuste que incluya medidas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y de deuda pública y que sea consistente con su plan económico-financiero”.

Este incumplimiento del objetivo de estabilidad tiene como consecuencia que Andalucía no podrá captar recursos a través del mercado financiero y tendrá que quedarse solo con el Fondo de Liquidez Autonómico, para lo que el Ministerio de Hacienda le pide que remita “un nuevo anexo en el que se recoja la estimación de la totalidad de sus necesidades de financiación para el año 2020”.

Esta carta se ha dado a conocer después de que el pasado jueves el Parlamento andaluz aprobara los presupuestos de la Junta para 2020, con los votos de PP, Cs y Vox.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ya había recomendado a la Junta de Andalucía una semana antes de la aprobación del Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2020 el “aplazamiento de la puesta en marcha de las nuevas medidas de rebaja fiscal propuestas” o el planteamiento de “otras actuaciones que favorezcan el cumplimiento de la regla de gasto, compensando el impacto de la pérdida de ingresos de medidas adoptadas”.(AGENCIAS)