Gregorio Campos, alcalde de Iznate, nos invita a conocer su pueblo ubicado en la Axarquía.

Siempre me gusta destacar de mi pueblo, Iznate, la hospitalidad de sus gentes.

Iznate es un pueblo acogedor, hospitalario, que recibe muy bien a las personas que nos visitan.

En cuanto a la actividad económica, esta ha estado siempre ligada a la producción de  uva moscatel para la elaboración de la uva-pasa. Un cultivo tradicional y ancestral que era base de la economía de muchas familias de Iznate, y que, ocupaba laboralmente a familias enteras que buscaban una fuente de ingresos para complementar la economía familiar.

Recientemente, el cultivo de la viña, venido a menos por los costes de producción y la afloración de nuevos cultivos, principalmente subtropicales, Aguacates y Mangos, han sustituido el tradicional cultivo de la viña moscatel de la Axarquia.

Un cultivo más productivo, con menos costes de producción y un mejor mercado, que se da muy bien en las ricas tierras de nuestro pueblo. Un cultivo, que está permitiendo, directa o indirectamente conseguir prácticamente el pleno empleo en nuestro municipio. Por un lado, los productores de estos frutos, que, en pequeñas explotaciones consiguen un importante complemento de renta, por otro, en las empresas auxiliares del sector, almacenes agrícolas, que ocupan a mucha población laboral de Iznate.

Por nuestra envidiable situación, cercana a grandes poblaciones como Vélez-Málaga, capital de la Axarquía, Rincón de la Victoria o la propia capital de la Provincia, son muchos los Iznateños e Iznateñas que trabajan en el sector servicios, hostelería y turismo.

Nuestro pueblo no cuenta con un extenso patrimonio cultural, pero creo que del que disponemos es de gran belleza y se encuentra en buen estado de conservación.

El principal monumento es la Iglesia de San Gregorio VII, el edificio más interesante de la trama urbana. Construida en el Siglo XVI, domina la Plaza de la Virgen en el centro del casco urbano.

Destaca en su interior un óleo de un San Francisco de Paula, que se atribuye a la escuela de Rivera, de gran valor cultural, junto con una Inmaculada de madera policromada del Siglo XVII y la Imagen de la Patrona del pueblo, la Virgen de los Dolores, obra del imaginero Vicente Asensio de la Cerda entre 1775 y 1785.

Patrona de Iznate, Virgen de los Dolores.

En la misma plaza, nos encontramos con la Fuente de la Blasonada, que recibe su nombre por un “Blasón” del Marquesado Campos Torreblanca que tiene esculpida en su parte superior.

Son de destacar también dos interesantes edificios en la trama urbana. El “Palacio del Marquesado Campos Torreblanca”, propiedad de los herederos de dicha familia, que están esparcidos por todo el mundo, se encuentra en mal estado de conservación, pero puede observarse la arquitectura señorial de finales del siglo XIX.  Por otro lado otro interesante edificio, cerca de los anteriores, es la “Casa Parroquial”, edificio del siglo XIX, que antaño fue propiedad del Obispado de Málaga y que recientemente adquirió el Ayuntamiento y lo está restaurando el Ayuntamiento para la instalación de un importante espacio cultural y escénico para el municipio.

Por otro lado, puede hacerse un recorrido de “fuentes” árabes, entre las que destacan la Fuente de Moguera y la Fuente del Encime, infraestructuras hídricas que se encuentran en perfecto estado de conservación.

Otra visita obligada por el visitante debe ser pasear por el casco histórico del municipio, y disfrutar de la tranquilidad de sus calles estrechas y encaladas, terminando la visita con la degustación de la gastronomía típica Iznateñas y Axarquica en los restaurantes y bares de la localidad.

El pueblo se puede visitar durante todo el año, hospedándose en la oferta de alojamientos turísticos que se disponen en el diseminado, pero es en la época estival, cuando las viñas verdean y puede disfrutarse de la tranquilidad del sosiego y, a muy pocos kilómetros, apenas a una paseo, disfrutar del litoral Axárquico de Torre del Mar o de Rincón de la Victoria.

Si la visita se hace durante el mes de Agosto, época de vendimia y de “Uva Moscatel”, el resultado es perfecto. El visitante puede participar de las actividades culturales y festivas en la Semana Cultural, que culmina el primer sábado de Agosto, Día de la Uva Moscatel, fiesta declarada de Interés Turístico Provincial por la Diputación Provincial de Málaga, donde podrá degustar este fruto y los caldos que de él se producen.

Otro momento que no se pueden perder los visitantes es la Semana Santa Iznateña, que culmina en el peculiar “Domingo de Resurrección”, donde la procesión de la Virgen de los Dolores, precedida por los 12 “Apóstoles” ataviados con ropa de época y con unas “caretas” antiquísimas, representan una pintoresca escena de la Pasión.

Turismo cultural, turismo gastronómico, turismo de descanso y también turismo de naturaleza, de deporte, medioambiental. Hacer senderismo, rutas a caballo, bicicleta de montaña o simplemente paisajístico para disfrutar de la naturaleza.

No hay por tanto motivo para no visitar Iznate, nuestra Gastronomía, la oferta de alojamiento, la tranquilidad, las buenas comunicaciones con la capital de la Axarquía, Vélez-Málaga, con el litoral Axárquico y con Málaga, hacen de Iznate un destino ideal para visitar en un día, o pasar unas tranquilas vacaciones.