Francisco Salado, nuevo presidente de la Diputación de Málaga

Francisco Salado, elegido hoy sábado Presidente de la Diputación | Málaga Magazine

 

  • Elías Bendodo deja su cargo como Presidente tras su nombramiento como Consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía
  • El nuevo presidente refirió que los presupuestos de este año contemplan 70 millones de euros para inversiones, un 22% más que el año pasado

 

Francisco Salado fue elegido presidente de la Diputación de Málaga, con los votos del PP y de Ciudadanos, en un pleno extraordinario que la corporación provincial celebró hoy sábado.

Salado, hasta ahora vicepresidente de la institución provincial, recibió el bastón de mando de manos de Elías Bendodo, que dejó la presidencia de la Diputación tras su nombramiento como consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía.

El acto, se celebró en el Salón de Plenos y contó con la presencia de más de 200 personas, entre ellas expresidentes de la Diputación, alcaldes, concejales, parlamentarios y representantes de diversas instituciones, asociaciones, entidades y empresas de toda la provincia.

 

Francisco Salado logró la presidencia con votos del PP y Ciudadanos

 

En su discurso, Salado dirigió palabras de agradecimiento a su familia y a su antecesor, Elías Bendodo, en las que destacó su confianza y el trabajo que hizo en los últimos ocho años al frente de la institución con proyectos como el Caminito del Rey, la Senda Litoral, Sabor a Málaga, La Térmica y La Noria, entre otros.

Pero a su juicio, su principal legado fue “la ambición sana por la provincia, su espíritu emprendedor, su determinación y su inconformismo”.

El nuevo presidente, Francisco Salado, se comprometió a “mantener vivo ese legado y no aceptar un no por respuesta”. Asimismo, expresó la intención de la Diputación de mejorar la coordinación con la Junta de Andalucía en materia social y recordó la importancia de la cooperación y el trabajo con lealtad por los intereses de Málaga.

En este sentido, reiteró su gratitud y admiración por todas las personas que participaron en la búsqueda y rescate del pequeño Julen, donde se integraron los bomberos del Consorcio Provincial de la Diputación, y trasladó a los padres del niño el cariño de toda la provincia. 

También recordó al bombero José Gil, “nuestro héroe antequerano”, que perdió la vida en las inundaciones del pasado octubre en Campillos en acto de servicio.

Francisco Salado, expresó que su puerta siempre estará abierta al diálogo con los miembros del resto de formaciones políticas para alcanzar acuerdos y consensos. Destacó que la Diputación de Málaga es un “símbolo de estabilidad y talante”.

 

El año pasado se realizaron pagos a municipios por 85,5 millones de euros, lo que representa un 37% del presupuesto,  34 millones más que el anterior. 

 

Además, resaltó la importancia de la institución, que resulta fundamental para los 103 municipios de la provincia, en especial para los más pequeños, ya que presta todo tipo de servicios, como la financiación de obras básicas y el fomento de la igualdad de oportunidades y derechos de todos los malagueños independientemente del tamaño del pueblo en el que vivan.

En este sentido, propuso convertir la institución en un “santuario, en la casa de todos los malagueños, al margen de la bronca política, que tanto indigna y cansa a los ciudadanos”. Y añadió: “Pido a los alcaldes y alcaldesas que evitemos la estéril confrontación y que nos dediquemos a gestionar y a servir a los malagueños. Que recordemos siempre que servimos a nuestros vecinos, no a nuestros partidos”.

Francisco Salado se refirió a que los presupuestos de este año servirán para mejorar la situación de la provincia, y contemplan 70 millones de euros para inversiones, un 22% más que el año pasado.

Incidió en que son las primeras cuentas de la deuda cero y “que suponen una oportunidad para avanzar en el progreso y el desarrollo de la provincia que no debemos desaprovechar”.

Asimismo, Francisco Salado hizo énfasis en la solvencia de la institución, que efectuó el año pasado pagos a los municipios por 85,5 millones de euros, lo que representa un 37% del presupuesto, y eso supone 34 millones más que el anterior. 

El recién investido presidente, alcalde de Rincón de la Victoria igualmente, concluyó su intervención recordando a sus paisanos de Benagalbón, a los que dio las gracias por su apoyo.