Es el título de la exposición que acoge la Galería de Arte La Matraca de Málaga hasta el 18 de enero y que realiza un recorrido por las cintas que marcaron la infancia y niñez del ilustrador y diseñador malagueño, Agu Méndez

La muestra hace un recorrido por títulos universales como ‘Rocky’, ‘Grease’, ‘La Guerra de las Galaxias’, ‘E.T., el extraterrestre’ o ‘Los Gonnies’, que forman parte del tejido que compone el imaginario común de una generación, según han explicado desde la organización.

A estas obras maestras del séptimo arte le debe Agu Méndez buena parte de su universo como creador. La galería de arte La Matraca (Plaza Pintor Eugenio Chicano, 1) sirvió como escenario en la inauguración ante más de 200 personas el pasado jueves de un viaje en el tiempo que regresó a 1976 hasta abarcar la década de los ochenta.

La memoria cinematográfica del ilustrador Agu Méndez fue el particular DeLorean que invitó a los asistentes a la inauguración a volver a los años en los que Rocky era un héroe, el mejor amigo de un niño podía ser un extraterrestre y la vida se tomaba a guasa “incluso cuando te iban a crucificar”.

Recuerdos de los niños de toda una generación que Agu Méndez ha interpretado trasladando a su propio universo títulos de películas tan emblemáticas como ‘Grease’, ‘La princesa prometida’ o ‘La vida de Bryan’, entre otras.

La exposición ‘El cine que me parió’ realiza un recorrido personal y compartido por el cine que identifica a los niños que ahora rondan los cuarenta. El subtítulo de la muestra (y los amigos que lo soñaron conmigo) resuelve compartir esta pasión con invitados a este banquete de sueños con los que Agu ha querido repartir juego.

Así, películas como ‘La Guerra de las Galaxias’, ‘Karate Kid’ o ‘Willow’ van acompañadas de miradas, reflexiones y recuerdos de colegas, amigos y compañeros de viaje del ilustrador que, como Sloth quiere a ‘gordi’ en ‘Los Goonies’, considera a sus amigos el más entrañable de los tesoros.

Las cintas que marcaron la infancia y niñez del artista pasan ahora por el tamiz de la mirada fantástica de un ilustrador con un sello muy personal, con el que consigue retratar a grandes personajes sin despojarlos de su esencia y, al mismo tiempo, hacer que todos formen parte del universo del Sr.Sleepless (el nombre con el que Agu Méndez firma sus trabajos).

La muestra consta de trece obras en las que el autor da vida al código de símbolos que caracterizan sus creaciones: personajes tatuados, trazos oníricos, miradas que traspasan el papel.

Esta exposición es la previa a un proyecto de mayor envergadura que abarcará las diferentes etapas de la vida de Agu Méndez, adolescencia, juventud y madurez, a pesar de que él mismo reconoce que su cine favorito sigue siendo el de su niñez. En esta ocasión reinterpreta los carteles de sus películas más queridas, desde el año de su concepción (1976) hasta 1988, cuando considera que terminó su niñez.

Sr. Sleepless o, lo que es lo mismo Agu Méndez, es un ilustrador y diseñador malagueño. Su obra está llena de detalles donde un trazo cuenta la historia del otro trazo. El tatuaje tradicional, el mundo de Walter Lantz, Egon Schiele, el espacio, las moscas y el mar aparecen de forma recurrente en todas sus ilustraciones, donde abundan los retratos como forma principal para plasmar su particular visión del mundo.

Agu Méndez se crió viendo la televisión, leyendo tebeos y deborando libros. Pero especialmente el cine y la televisión han sido una base importante de su formación y del desarrollo de su imaginación. Ahora quiere devolverle el favor al séptimo arte de la mejor manera que puede hacerlo un ilustrador: dibujando.