La institución provincial ha invertido 570.000 euros en la rehabilitación de cunetas, la contención de taludes, la mejora del drenaje y el arreglo del pavimento de las vías

La Diputación de Málaga ha finalizado las obras de mejora de cuatro carreteras de la red provincial para reparar los daños por temporales. Se ha actuado en la estabilización de taludes, la reparación de la plataforma de las vías, la rehabilitación de cunetas y la mejora del drenaje de las calzadas con una inversión total de 570.845,28 euros

En el entorno de la Sierra de las Nieves, se han realizado trabajos en la MA-5401, entre El Burgo y Casarabonela, para reparar las cunetas erosionadas en un tramo de un kilómetro y medio y para arreglar los desprendimientos de taludes en varios puntos de la vía, además de subsanar el pavimento en diversos tramos. La inversión ha sido de  236.734,38 euros.

Igualmente, han terminado las mejoras realizadas en la carretera MA-3400, de acceso a la pedanía cartameña de Gibralgalia, con un coste de 164.867,19 euros. Han consistido en la reparación de cunetas erosionadas, la sustitución de elementos de drenaje transversal dañados, el arreglo del pavimento afectado y la contención de los taludes movilizados.

Así mismo, se ha concluido la reparación de drenaje de la carretera MA-3101 (desde la autovía de Las Pedrizas a Casabermeja por Los Gámez), valorada en 89.156,96 euros. Y también ha finalizado la reparación y la rehabilitación de cunetas en la carretera MA-3402, de acceso a Almogía desde la A-7075, que ha supuesto un desembolso de 80.086,75 euros.

El diputado de Fomento e Infraestructuras de la Diputación de Málaga, ha destacado que estas obras suponen facilitar las comunicaciones en poblaciones rurales como Casabermeja, Almogía, El Burgo, Casarabonela y Cártama, y en general contribuyen a mejorar la red viaria del interior de la provincia, que es una de las prioridades de la Diputación de Málaga para luchar contra la despoblación en núcleos rurales.