Deshaucian a una mujer de 67 años en la barriada de Santa Julia

Pepe, un vecino de la zona, le ha ofrecido una cama en su casa hasta que pueda encontrar algo mejor

Los vecinos del Santa Julia piden más unidad: “No queremos vivir de caridad, pedimos humanidad”.

Abanico Solidario logra parar más de 120 desahucios en tres años

Josefa residía en su domicilio con el que fue su pareja, quien falleció en 2019: «Como no estaba casada con él ni era pareja de hecho, no me quedo nada de su paga». Fue por eso que, en cuanto cumplió 65 años solicitó la pensión no contributiva con la que pudo hacer frente a una parte de la deuda del alquiler que acarreaba.

«Me vinieron todos los atrasos, unos 6.300 euros y entonces de lo que yo debía del piso pagué cerca de cinco mil euros», ha detallado. Sin embargo, todavía no estaba al día con las cuentas y con su pensión, de tan solo 420 euros, no podía afrontar el precio del alquiler, del mismo importe. Poco después de ese pago, llegó a su casa una carta de desahucio del juzgado.