Asalto al Capitolio Estados Unidos por los seguidores de Donald Trump

Dentro del Capitolio se desarrollaba la sesión que debe certificar la victoria a Joe Biden en las elecciones del pasado 3 de noviembre

Una multitud de manifestantes que protestan frente al Capitolio por la victoria de Joe Biden, presidente electo en los comicios del pasado 3 de noviembre, han roto el cordón de seguridad y han tratado de entrar en el Congreso estadounidense, encaramándose a las puertas del edificio. Algunos radicales han logrado acceder a las oficinas del edificio, llegando a la Cámara de Representantes y subiéndose al púlpito al grito de «¡Trump ganó las elecciones!«.

laSexta ha podido saber que los congresistas y senadores que se encontraban dentro están encerrados dentro del edificio sin poder salir, ya que no se puede garantizar las medidas de seguridad.

Dentro, se debatía la ratificación de la victoria electoral del candidato demócrata sobre el presidente Donald Trump. El Senado y la Cámara, que estaban sopesando objeciones a la victoria de Biden, se retiraron abrupta e inesperadamente. La sesión ha tenido que ser suspendida.

Donald Trump, a través de sus redes sociales, ha pedido «mantener la paz» y ha mostrado su apoyo a la Policía del Capitolio y a las Fuerzas de Seguridad.

No obstante, durante la celebración de esta sesión, Donald Trump ha insistido en que ha habido fraude electoral, arengando así a sus seguidores, y ha pedido a Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos, que tuviese valor y bloquease el proceso, algo a lo que el político se ha negado.

Trump se ha dirigido así a los simpatizantes en la parte trasera de la Casa Blanca, con un tono beligerante. Los que han asistido al discurso, miles de personas, se han movilizado después por el centro y frente al Capitolio donde, superando el cordón de seguridad, han llegado dentro del edificio.

Donald Trump, además, ha culpado a Mike Pence, que ha tenido que ser desalojado del hemiciclo, del caos por «no tener coraje de hacer lo que debería haberse hecho para proteger nuestro país y nuestra Constitución».

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, ha pedido refuerzos para ayudar a la policía del Capitolio, desbordada en su intento por desalojar a los manifestantes del edificio.