Desde Patrimonio Histórico han informado de que “estas excavaciones han sacado a la luz numerosas piezas de distintos materiales y tipos”

El alcalde de Mijas, Josele González, ha valorado que en las últimas excavaciones “hemos descubierto varias habitaciones que formaban parte de un gran edificio, esto viene a corroborar lo que ya se había detectado inicialmente en las prospecciones geofísicas”. “Esto nos va a permitir confirmar la entidad del mismo, su función y cronología”, ha explicado.

En la segunda cuadrícula, ha continuado el alcalde, “los trabajos que se realicen nos va a permitir obtener más información sobre las distintas estancias que componían el edificio termal, una zona en la que las anteriores excavaciones pusieron de manifiesto la existencia de una piscina de agua fría y unas letrinas”, que fueron utilizados posteriormente en el siglo IV d.C. con fines industriales dedicados a la producción de aceite.

Por su parte, la directora de la excavación, Desireé Piñero, ha señalado que “es posible que descubramos la continuidad del edificio termal con otras estancias, como pueden ser otras piscinas, un posible vestíbulo, un patio que distribuía las distintas habitaciones, es algo que esperamos obtener en los próximos meses”.

Desde Patrimonio Histórico han informado de que “estas excavaciones han sacado a la luz numerosas piezas de distintos materiales y tipos”. Sobre estos materiales de cerámica -como recipientes de cocina, ánforas y vajilla de mesa de terra sigillata- y metal -una cuchara de bronce y algunas monedas- y estructuras localizadas, “se han efectuado labores de restauración y consolidación para su óptima conservación”.

También destaca la cuchara de bronce que han descubierto en las termas, con detalles en el mango, “su finura junto con otras piezas, como la cutícula, que es una piedra tallada que formaba parte de la actividad cosmética de la mujer en época romana, además de numerosos elementos decorativos del pelo para la mujer denominados acus crinalis”, ha incidido Piñero.

AQUS CRINALIS

Asimismo, la edil de Patrimonio Histórico, Laura Moreno, ha agregado que desde el departamento “se ha apostado por reforzar la plantilla que venía trabajando en la finca con la única intención de que se siga investigando y podamos colaborar con las diferentes universidades que están interesadas como son las de Málaga, Sevilla y Cádiz, además de poner en valor este yacimiento con la visita de los mijeños, escolares, centros de mayores, turistas y todo aquel interesado en la historia de nuestro municipio”.

También el alcalde ha incidido en que “estos trabajos arqueológicos contribuirán a un mejor conocimiento de la historia de Mijas y a la puesta en valor de todo el área de este asentamiento, que, además va a suponer un salto de calidad para la oferta cultural y turística de Mijas”.

Por último, Moreno ha asegurado que “desde el departamento se está trabajando no solo para poner en valor este yacimiento arqueológico, sino también los bienes de interés cultural como las torres vigía o Lapuente en Mijas Pueblo, que van a ser un referente en toda la Costa del Sol”.

Desde 2017, el Departamento de Patrimonio Histórico viene desarrollando los trabajos de sondeo arqueológicos que, en el yacimiento de la villa romana del Cortijo de Acebedo, pusieron al descubierto dos de los hornos del alfar de dicho yacimiento, uno de planta circular de grandes dimensiones y en muy buenas condiciones de conservación, y otro, más antiguo, de planta cuadrada y en magníficas condiciones de conservación, al conservar gran parte de la parrilla y todo la estructura interna del mismo.