Ante la sequía Comares en situación límite y aplica «una ley seca»

  • El municipio aplica una ‘ley seca’  sobre el uso de agua si no es para consumo humano: ni lavar coches ni baldeo
  • Salado insiste en involucrar a todas las administraciones frente a la sequía: «Aquí no hay color político»

Actualmente, por ejemplo, en municipios de la Axarquía como Comares a diario se vierten en los depósitos del pueblo en torno a 250.000 litros de agua que llegan desde Benamargosa en camiones cuba. Allí, los tres pozos con los que cuenta la localidad están secos, y no se permite baldear las calles, llenar las piscinas o baldear las calles, entre otras medidas de ahorro, como informa Málaga Hoy.

Recientemente, la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, aseguraba que la Axarquía percibe ya 22,5 hectómetros cúbicos nuevos de agua (12 para abastecimiento y 10,5 para regadío) gracias a los proyectos que ha puesto en marcha el Ejecutivo regional, aunque el nivel de agua embalsada en La Viñuela sigue bajando semana tras semana.

En concreto, Crespo apuntaba que se han finalizado ya seis de las ocho obras en la comarca en los decretos de sequía, entre las que se encuentran el bombeo de La Rosaleda; los túneles de trasvase y de las presas de derivación de La Viñuela; la actuación relativa a los pozos del río Chillar; y los tratamientos terciarios de la Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de Torrox, de Vélez Málaga y de Rincón de la Victoria.

A estas iniciativas, según la consejera, se suman las labores relativas a los tratamientos terciarios de la EDAR de Algarrobo, que se prevé que concluyan en el último trimestre de 2022; y las obras de rehabilitación y puesta en servicio de las captaciones de Aljaima en el sistema Guadalhorce-Limonero, a las que se destina una inversión de 5,5 millones de euros y que aumentarán la capacidad de movilizar recursos de la masa de agua subterránea hasta 8 hectómetros cúbicos.

Tras los últimos recortes, los agricultores de la Axarquía siguen manteniendo que los 1.500 metros cúbicos de agua por hectárea para riego son insuficientes, y que tampoco los nuevos aportes alivian esta situación límite. Hasta que acabe el año hidrológico las medidas adoptadas de ahorro y recortes se van a mantener, se indica desde la Junta de Andalucía, aunque la previsión es la de convocar próximamente el comité de gestión del agua y la comisión de seguimiento de la sequía. Los años hidrológicos, cabe recordar, se establecen del 1 de octubre de un año al 30 de septiembre del siguiente.