Andalucía recomienda un máximo de 10-15 personas y dos núcleos familiares para las cenas de Navidad

La Junta recomienda no celebrar cabalgatas de Reyes y se inclina hacia las «estáticas» o «por avenidas anchas»

El consejero de Salud desaconseja que se concentren niños y aboga por las mascarillas en exteriores

La Junta de Andalucía recomienda un máximo de 10-15 días personas y que se congreguen dos núcleos familiares para las reuniones por las próximas celebraciones con motivo de la Navidad , indicaciones que forman parte de un libro de recomendaciones que el Gobierno andaluz hará público este lunes ante el aumento de contagios ocasionados por la variante Ómicron durante la sexta ola del coronavirus.

Aguirre ha dado cuenta de otras indicaciones para las fiestas navideñas, como el caso de las cabalgatas de Reyes Magos para las que ha apuntado que deben discurrir por «avenidas anchas», planteamiento al que ha añadido que «no se concentren niños» así como que haya «cabalgas estáticas».

Cabalgatas de Reyes

El consejero de Salud ha trasladado que «no recomendamos que haya» cabalgatas de Reyes Magos, mientras que ha situado la exigencia en que se celebren con «las condiciones óptimas», antes de volver a reiterar la necesidad de recurrir a la mascarilla en interior y exteriores, la higiene de manos, mantener la distancia mínima, la permanencia en el hogar en caso de tener alguna sintoma, o maximizar la ventilación, con la pretensión última de «tener los mínimos contagiados posibles».

Tras apuntar que la apuesta del Gobierno andaluz para afrontar la convivencia de la población en los establecimientos de hostelería es la exigencia del carnet de vacunación, el consejero de Salud ha defendido que «se están cumpliendo las recomendaciones de salud pública», convencido de que «nos hemos ido adecuando» a las circunstancias de cada momento ocasionada por las distintas variantes del coronavirus.

Aguirre, quien ha dado cuenta de que este lunes el Gobierno andaluz difundirá sus recomendaciones para la Navidad, ha demandado «prudencia y responsabilidad de cada uno» y ha puesto de referencia a su propia familia para preguntarse de forma retórica si «nos vamos a juntar los 48», de ahí que haya reiterado «el máximo de dos núcleos familiares».

«Me duele la boca de pedir prudencia y responsabilidad», ha reiterado el consejero de Salud, quien ha instado a que «tenemos que concienciarnos de que es una ola de características diferentes», para advertir seguidamente de que «en 10-15 días sabremos si Ómicron es la cepa dominante», un hecho que ha presentado con la incertidumbre de determinar su importancia. «No sé si es bueno o es malo», ha sostenido Aguirre, quien ha considerado que Ómicron puede ser «más contagiosa y poco virulenta».