Ana Mena: «No está entre mis planes ir al Benidorm Fest»

La malagueña anticipa el final de su disco al festival aunque confiesa ser una gran seguidora del formato y señala que su única ambición en San Remo era disfrutar del ambiente, de la gente, la música y de Italia, su segunda casa

El buen funcionamiento de los últimos sencillos de Ana Mena, como el recién estrenado ‘Las 12’ junto a Belinda, la han situado como una de las favoritas del público para representar a España en Eurovisión, sin embargo, «no está entre sus planes» presentarse al Benidorm Fest, por lo menos el año que viene.

«Me gusta seguirlo, pero ahora mismo no me planteo ir. Tengo la cabeza en otras mil cosas, entre ellas terminar mi disco, que para mí es súper importante, y creo que para presentarte a un festival del calibre como es Benidorm Fest hay que trabajar mucho tiempo en ello, para llevar una buena propuesta y que no sea una cosa rápida», cuenta sin cerrar del todo la puerta.

En ese sentido, señala que lo que no le importaría hacer es componer una canción, «bien en italiano o en español», para que otro artista la defendiera en esa preselección nacional a Eurovisión. «Eso estaría bien, me gustaría», indica.

Donde espera volver, confirma, es al festival de San Remo en Italia, país con el que tiene un gran vinculación y donde, tras intentarlo numerosas veces, tuvo la suerte de participar este año, convirtiéndose con el tema original ‘Duecentomila ore’ en la primera artista extranjera que participaba en este evento desde 2015.

Más allá de su penúltima posición, Mena (Estepona, 1997) se siente «muy satisfecha y orgullosa» de haber cantado en ese escenario: «Pese a lo que pueda decir la gente, yo en ningún momento iba con las expectativas ni de ganar San Remo ni de ser representante de Italia en Eurovisión».

«Mi único objetivo era el poder estar allí y disfrutar al máximo; y ya no solo de la música, sino de la gente, de hablar todo el rato italiano, con sus jergas, de bromear… Todo eso lo he cumplido y, por tanto, estoy más que contenta», asegura.

Sobre su afinidad con la música del país transalpino, donde se ha convertido en una artista con tanto recorrido como en España, cuenta que le viene por su padre, quien le ponía canciones de figuras italianas cuando era pequeña.

«Italia es mi segunda casa ya», dice en este punto de su carrera, al rememorar que para el primer tema que grabó en ese idioma ni siquiera lo hablaba, lo que no impidió que se convirtiera en el inicio de muchos éxitos encadenados.

Así ha acumulado en su repertorio composiciones como ‘D’estate non vale‘, ‘Una volta ancora’, ‘Un bacio all’improvviso’ o ‘A un paso de la luna’. «Están siendo tiempos muy muy locos. Cada vez que saco una canción hay más presión, porque pienso: ¿y si no gusta tanto?, pero luego sucede lo contrario y la verdad es que estoy muy contenta», afirma.

El último tema en italiano que entregó a su público fue ‘Mezzanotte’, cuya versión en español como ‘Las 12’ acaba de ser lanzada a dúo con Belinda para «homenajear a todas las mujeres poderosas y luchadoras que no tienen miedo a enfrentarse a lo que se les ponga por delante» y ya se habla de ella como firma candidata a canción del verano 2022.