Algarrobo se sitúa a 38 kms de Málaga Capital. A sus lugareños se les conoce como algarrobeños y algarrobeñas. | Málaga Magazine

 

ALGARROBO: Origen y Localización

 

Algarrobo, procede de la palabra árabe “al-karat”, y se encuentra circundado por el Río Algarrobo (conocido como Río Frío el siglo pasado) y el Río Seco, favoreciendo diversos asentamientos de culturas tan dispares y antiguas como de la Época de Bronce, posteriormente fenicios, romanos y árabes.

El municipio se sitúa a 38 kms de Málaga Capital. Tiene más de seis mil habitantes y a sus lugareños se les conoce como algarrobeños y algarrobeñas.

De Algarrobo destaca la pintoresca plaza de la Gloria, desde la que se puede observar, por un lado, un paisaje de fantasía agrícola, y por otro, el propio interior del municipio, como la ermita de San Sebastián, la Iglesia de Santa Ana y la torre almenara del siglo quince.

 

El Ceregumil nació y surgió en Algarrobo

 

Una de las curiosidades de las que disfruta el municipio de Algarrobo que quizás no sabías, es que allí se encuentra la Casa del Ceregumil, muy cerca de la Necrópolis de Trayamar.

Un lugar que en origen perteneció al farmacéutico Bernabé Fernández Sánchez, inventor del “Ceregumil” (mezcla con extractos de trigo, cebada, maíz, avena, judías y lentejas, agua, etanol, glicerofosfato de calcio, miel de abejas y azúcar de caña).

Allí mismo estableció los laboratorios para este famoso jarabe. La finca era la casa de descanso del farmacéutico hasta que al comienzo de la Guerra Civil se convirtió en una fábrica clandestina donde se hacía el jarabe.

También fue un punto de encuentro cultural ya que en sus salones se reunían pintores de la época y componentes de la Generación del 27 como Emilio Prados, Luis Cernuda, Juan Ramón Jiménez o Manuel Altolaguirre, todos ellos amigos del hijo del inventor, editor de revistas de poesía como por ejemplo «Caracola».

 

Durante el franquismo, el jarabe se distribuía en hospitales porque estaba considerado una “especialidad farmaceútica”; casi un medicamento, y también estuvo presente en muchos hogares donde a su uso se le atribuía propiedades para un buen crecimiento.

En la década de los 60, los Fernández Canivell donaron los terrenos y la casa a la Diócesis de Málaga, siendo hoy día Casa de espiritualidad Trayamar.

Fue en esta década cuando el Ceregumil alcanzó una mayor difusión a través de medios como la radio. En la actualidad, el jarabe se adapta a los nuevos tiempos con nuevas instalaciones que se abrieron en el Polígono Industrial El Viso de Málaga en 1972. Desde 2009, también en el Parque Tecnológico de Andalucía se encuentra una fábrica.

 

Un comentario sobre “Algarrobo inicia su recorrido en #PaseandoporlaAxarquía

Comentarios cerrados.