El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha presentado su dimisión como líder de Ciudadanos, también acaba de comunicar en la comparecencia de prensa que no tomará «el acta de diputado» a cortes y, sorpresivamente, que «abandono la política», pese a su juventud.

Los malos resultados en las elecciones de ayer, al perder 47 escaños en el Congreso y quedarse solo con diez, le han obligado a tomar esta decisión.

Visiblemente emocionado se ha despedido con un «viva la libertad».

Se ha marchado citando a Obama, y lo más importante, sin anunciar cuando será el congreso «extraordinario» de Ciudadanos, que él mismo anunció anoche.