XXXII Octubre Picassiano

Exilio y nostalgia. Dibujos inéditos y libros ilustrados de Picasso en la colección de la familia Arias e instalación efímera ‘Palomas de papel’

Como años anteriores, la fachada de la Casa Natal Picasso se convertirá en una instalación efímera. Esta intervención artística pretende sorprender a los habitantes y visitantes de la ciudad, así como atraer las miradas curiosas. Partiendo de la idea de una cascada de palomas multicolor, las figuras inundarán la fachada y le darán un colorido especial para conmemorar el cumpleaños del artista.

Esta acción ayudará a destacar la presencia de la Casa Natal sobre el resto de edificios de la plaza de la Merced, despertando el interés sobre la vida y obra del artista malagueño y tomando a la paloma de papiroflexia como icono de la Casa Natal Picasso.

Exilio y nostalgia

La exposición presenta en torno a un centenar de dibujos que a día de hoy permanecen inéditos en su práctica totalidad. Son el testimonio de la amistad que unió a Picasso con Eugenio Arias, peluquero en Vallauris, exiliado como él, comprometido con el destino de su añorada España y amante de sus costumbres y tradiciones, como los toros y el flamenco. Forman parte de la colección que la familia Arias aún conserva y ha cedido en depósito temporal a la Fundación Picasso, Museo Casa Natal.

Buena parte de la misma la constituye un conjunto de 63 páginas (cuatro de ellas dobles) del diario ABC, fechadas entre diciembre de 1962 y mayo de 1968, que Picasso retocaba y entregaba a Arias con cierta regularidad. Sobre las crónicas taurinas, el artista dejaba señales y avisos para resaltar algún contenido y le dedicaba dibujos de toros, toreros, picadores o escenas de la lidia en rotulador, cera o lápices de colores, en una suerte de entretenimiento espontáneo y de amistosa correspondencia entre dos aficionados.

Entre las piezas más destacadas de la colección se encuentra un ejemplar del libro Dibujos y escritos, con textos y dibujos de Picasso, publicado por Camilo José Cela en 1961 y personalizado por el pintor en 1966 como regalo de cumpleaños para Eugenio Arias. Contiene dos dedicatorias y 35 páginas decoradas con dibujos y arabescos, entre los que cabe mencionar el extraordinario Rostro de hombre barbudo hecho a rotuladores sobre una de las portadillas.

Al conjunto se añaden cuatro importantes libros ilustrados con 77 estampas originales que, a excepción de Sable mouvant de Pierre Reverdy (1966), comparten el nexo común de la temática española: Sueño y mentira de Franco (1937), Carmen de Merimée (1949) y La tauromaquia de Pepe Illo (1959).

Por último, la colección se completa con otras piezas que incorporan 5 dedicatorias y 5 dibujos: el Pase de capote del 26 de enero de 1961 que estrena el libro de oro de Arias, un pequeño catálogo del Musée Réattu con un retrato fotográfico de Picasso intervenido en tono burlesco y satírico, un ejemplar de Picasso en Cataluña decorado a la aguada negra con banderolas, etc.

La mayor parte de estas obras habían quedado ocultas al gran público durante todos estos años, pero ahora la Fundación Picasso, Museo Casa Natal, los saca a la luz gracias a la generosidad de las herederas de Eugenio Arias y su hijo Pedro, ofreciendo una excelente oportunidad para ver por primera vez estas obras íntimas del pintor.