Un plan de 20 millones de la Diputación de Málaga atenderá los daños de los temporales

Desde la institución provincial se ha destacado la rápida respuesta que otorgan a los municipios ante las catástrofes e incidencias climáticas

Ante los últimos temporales que han sacudido la provincia malagueña, la Diputación de Málaga ha anunciado que en el pleno de este mes, celebrado el próximo 20 de abril, se aprobará un plan extraordinario dotado con 20 millones de euros. Este se destinará a los 103 municipios y las dos entidades locales autónomas que conforman la provincia y tratará de hacer frente a los daños provocados por las adversidades meteorológicas de las últimas semanas.

El encargado de anunciar esta medida ha sido Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga, quien ha explicado que el objetivo de este nuevo plan de asistencia económica municipal es ayudar a los ayuntamientos a que les sea posible afrontar los desperfectos que han ocasionado las fuertes lluvias, así como la calima que llenó de barro fachadas y calles, y el temporal marino que ha provocado importantes daños en paseos marítimos, playas y equipamientos turísticos.

Asimismo, ha recalcado la realidad de que la provincia de Málaga, a lo largo de las tres últimas semanas, se ha visto envuelta en catástrofes e incidencia meteorológicas que, concretamente, se han cebado con los municipios costeros en las últimas jornadas.

Una institución sensible y cercana

Salado ha indicado que «desde el primer minuto me han escuchado reclamar al Gobierno central que actúe de emergencia para arreglar las playas de cara a la Semana Santa y estos días de llegada masiva de turistas, algo que están haciendo tanto los ayuntamientos como los propietarios de los chiringuitos afectados».

«También Costas debe acometer de una vez por todas un plan integral para la protección y estabilización de las playas de la Costa del Sol, que son uno de los principales atractivos de uno de los principales destinos turísticos de España y de Europa. He ofrecido la colaboración financiera de la Diputación y de los ayuntamientos de la Costa del Sol para realizar ese plan, incluso que firmemos un convenio para ello», ha añadido.

Además, el presidente de la Diputación, una vez más, ha defendido la idea de que la institución provincial continúa demostrando que es la administración «más cercana y sensible a los problemas de los ayuntamientos» y que no solo articula proyectos de interés general y apoya técnica, financiera y administrativamente a los municipios, con especial enfoque en los más pequeños, sino que también ofrece una reacción ágil y rápida ante los problemas y las catástrofes.

¿Cómo se repartirá la financiación?

En cuanto al reparto de los 20 millones de euros, Salado ha aclarado que se primará a los municipios más pequeños y se transferirán en mayo como fondos incondicionados, por lo que podrán ser utilizados para las actuaciones prioritarias o urgentes reclamadas por los ayuntamientos.

De manera más concreta y según ha explicado el presidente, el reparto se hará de la siguiente manera: 100.000 euros serán recibidos por los 18 ayuntamientos de municipios con menos de 500 habitantes; 115.000 irán a los 14 de entre 500 y 1.000 habitantes; los 18 municipios de entre 1.000 y 2.000 habitantes recibirán 130.000 euros; 150.000 se destinarán a las 13 localidades de entre 2.001 y 3.000 vecinos; 170.000 para los 16 de entre 3.001 y 5.000 personas; 200.000 para los cinco de entre 5.001 y 7.500; y 220.000 euros para los cuatro municipios de entre 7.501 y 10.000 habitantes.

Así, la única localidad malagueña cuyos vecinos oscilan entre los 10.0001 y los 15.000 recibirá 245.000 euros; 275.000 para los dos de entre 15.000 y 20.000; 295.750 se destinarán a los cuatro de entre 20.001 y 30.000; y, por último, 493.500 euros se destinarán a los 12 municipios con más de 30.000 habitantes.

Tercera fase de este año

Otro detalle que ha subrayado Salado es que esta se trata de la tercera fase del Plan de Asistencia Económica Municipal del presente año, «que se puede activar y poner en marcha con esta celeridad gracias a la solvencia financiera y a la buena gestión económica de la Diputación».

Durante el pleno del pasado 1 de febrero, fueron aprobadas las dos primeras fases de este plan, con 46,3 millones de euros. De ese total, 28,8 millones han sido transferidos como fondos incondicionados, mientras que 17,5 han financiado obras. Esto, junto con los 20 millones del nuevo plan, supone que en los cinco primeros meses de 2022 se transferirán un total de 66,3 millones de euros a las entidades locales de la provincia.