Segundo y último debate electoral en Andalucía será clave para convencer a los indecisos

Los candidatos de las seis formaciones con más posibilidades de obtener representación en las elecciones autonómicas andaluzas del próximo domingo, 19 de junio, se vuelven a ver las caras este lunes en un segundo y último debate televisado, que organiza la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA). El encuentro comenzará a las 21.30 (35 minutos antes que el anterior, el pasado lunes, realizado por RTVE) y podrá seguirse en Canal Sur (radio y televisión) y en EL PAÍS.

El encuentro reúne a Juan Espadas (PSOE), Juanma Moreno (PP), Juan Marín (Ciudadanos), Inmaculada Nieto (Por Andalucía), Macarena Olona (Vox) y Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía). Se realizará en los estudios de Canal Sur Televisión en la isla de La Cartuja (Sevilla) y tendrá una duración prevista de 110 minutos. Estará moderado de nuevo por dos periodistas, en este caso Blanca Rodríguez y Fernando García, según ha informado la RTVA en un comunicado.

Al igual que el anterior, estará organizado en torno a tres bloques de 30 minutos cada uno, que se dedicarán a políticas sociales (sanidad, educación e igualdad); economía, empleo y política fiscal; y gobernanza (política territorial, financiación autonómica, pactos, desafíos de Andalucía y regeneración). Cada candidato contará con cinco minutos por cada bloque y el orden de quién toma la palabra en primer lugar y en último por cada uno de ellos se ha decidido por sorteo, aunque la RTVA no ha especificado en quiénes ha recaído cada turno.

El encuentro se produce tras la publicación de dos encuestas que siguen reflejando una clara ventaja del PP sobre sus competidores. Según la segunda oleada de la encuesta de 40dB. para EL PAÍS y la Cadena SER, el PP obtendría 48 escaños, a siete de la mayoría absoluta, frente a los 26 con que cuenta actualmente en el Parlamento andaluz. El PSOE igualaría su resultado de 2018, con 33 escaños, y Vox pasaría de 12 a 18 diputados, y la suma de los resultados de Por Andalucía y Adelante Andalucía (10 diputados) quedaría lejos de los 17 que consiguió la coalición de izquierdas hace cuatro años.