Producen una edición especial de vinos con motivo de CXXV aniversario del Museo Ruso y V de su sede en Málaga

El Museo Ruso de San Petersburgo en colaboración con las Bodegas Jorge Ordóñez produce una edición especial de vinos con motivo del CXXV aniversario del Museo de San Petersburgo y el V de su sede en Málaga.

Así, el Museo Ruso de San Petersburgo ha cumplido en este año 2020 los ciento veinticinco años de su apertura en el antiguo Palacio Michailovky por decreto del Zar Nicolás II. En este tiempo sus colecciones se han convertido en las más importantes de arte ruso del mundo. Pinturas, esculturas, cerámicas, obras sobre papel y otros objetos de artistas conforman una colección de más de medio millón de objetos que se conservan y exhiben en seis palacios de la imperial ciudad.

De igual modo, el 25 de marzo de 2015 se abrió en Málaga la que es hasta ahora la única sede de este Museo fuera de las fronteras de la Federación Rusa. Desde entonces cientos de obras maestras de los fondos peterburgueses, de artistas como Kandinsky, Malevich, Chagall, Repin, Serov, Filonov, entre los más conocidos, han podido ser contempladas en los espacios de la antigua fábrica de tabacos, que está situada en la Avenida de Sor Teresa Prat, 15 del barrio Huelin.

La selección de tres vinos, preparada para la conmemoración de los respectivos aniversarios de ambos museos, comprende un tinto, un blanco y un moscatel, según han explicado a través de un comunicado.

Dos de los cuales son vinos malagueños. Próximamente, en unas jornadas, que abordarán el maridaje entre arte y vino, con la presencia de destacados especialistas estos caldos serán presentados en sociedad en los espacios de la Colección del Museo Ruso.

Las obras para el etiquetado de cada uno de los vinos han sido seleccionadas personalmente por el director del Museo Ruso, Vladimir Gusev y Eugenia Petrova, directora artística, y su equipo. Las mismas imágenes han sido utilizadas para las cajas en las que se presentan cada uno de los diferentes vinos.