Navarro destaca que la Junta destina a Málaga el 43% de la inversión para luchar contra la sequía

Presidente y vicepresidente de Axaragua y Patricia Navarro.

La delegada insta al Gobierno de España a implicarse en la lucha contra la sequía y pide a los ayuntamientos y a la población un uso responsable del agua

La Junta aportará hasta 20 hectómetros cúbicos de agua para riego a la Axarquía

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha visitado hoy el pantano de La Viñuela, en actual situación de emergencia con tan sólo el 10% de su capacidad, y ha destacado que la Junta de Andalucía destina a la provincia de Málaga el 43,2% de su inversión para luchar contra la sequía.

Patricia Navarro insta al Gobierno de España a implicarse en la lucha contra la sequía, al tiempo que hace un llamamiento a la ciudadanía en el uso responsable del agua para restringir su consumo, así como a los ayuntamientos y mancomunidades para actuar sobre las infraestructuras que son su competencia en busca de una mayor eficiencia.

“Todos debemos ser conscientes de la situación tan perentoria que estamos viviendo y la escasez de agua que afrontamos, considerando que el agua que sale por el grifo es oro”, ha considerado.

Navarro ha garantizado las actuaciones “que sean necesarias” para paliar las consecuencias de la pertinaz sequía que está perjudicando especialmente a La Axarquía y asegurar el abastecimiento. En este sentido ha recordado que todas las actuaciones de emergencia recogidas en los dos decretos de sequía activados por la Junta de Andalucía suman casi 61 millones de euros de inversión en Málaga.

Asimismo, la delegada ha afirmado que, pese a la restricción total del recurso procedente del sistema de explotación de La Viñuela, los agricultores de la zona podrán disponer de agua de riego mediante los tratamientos terciarios impulsados por la Junta de Andalucía.

Si bien es cierto que la sequía pertinaz ha obligado a cortar el uso de agua del sistema de explotación de la Viñuela para fines agrícolas, esta carencia se podrá paliar con los casi 20 hectómetros cúbicos de agua que se podrán utilizar gracias a las obras de emergencia de los decretos de sequía aprobados por el Gobierno andaluz.

Los regantes de la zona más oriental de la provincia podrán disponer de esa cantidad antes de que finalice el año, ya que está a punto de concluir la actuación en la EDAR de Algarrobo. Ya funcionan los terciarios en las estaciones depuradoras de Torrox (2), Vélez Málaga y Rincón de la Victoria, además de estar prevista la puesta en marcha de una quinta actuación de regeneración a finales de año en Algarrobo.

Estos cinco tratamientos terciarios dotarán al uso agrario de la Axarquía de un total de 10 hectómetros cúbicos cuando finalice la obra de conexión del terciario del Rincón de la Victoria con el sector 8 del Plan Guaro que ha sido aprobada recientemente.

Además, se encuentra en estudio el aprovechamiento de aguas regeneradas en la EDAR del Peñón del Cuervo, que podría aportar aproximadamente 10 hectómetros cúbicos, llegando así a los 20hectómetros cúbicos de aguas regeneradas para uso agrícola en la zona.

“Hemos actuado desde el minuto uno, teniendo en cuenta que vamos con 15 años de retraso. Anteriores gobiernos socialistas no previeron las infraestructuras necesarias ni han revisado las que hay, y hemos tenido que afrontar todo a la vez y con una sequía pertinaz que nos ha obligado ya a prohibir el uso de agua para riego en la Axarquía”, ha dicho Navarro.

La delegada ha subrayado que con los dos decretos de sequía Andalucía ha invertido 141 millones de euros, contando solo con el 33% del territorio en materia hídrica (cuencas Mediterráneas, Guadalete-Barbate  y Tinto-Odiel-Piedras), mientras que el Estado, para el Guadalquivir, con competencias en el 67% restante de la comunidad autónoma, ha puesto
en marcha un decreto de sequía con 9,6 millones de euros.

Los decretos de sequía de la Junta en Andalucía rozan el 50% de ejecución y aportarán casi 73 hectómetros cúbicos de agua.

La recién creada Comisión de Seguimiento de la Sequía para Andalucía estudia, además, los fondos Next Generation que necesita la comunidad ante la sequía persistente, “como por ejemplo para destinar más recursos para evitar la pérdida de fugas en redes de abastecimiento de municipios de menos de 20.000 habitantes o para desalación; estamos
actuando para frenar la pérdida de agua en infraestructuras sin revisar
en 40 años”, según Navarro.

Abastecimiento
Además, el Gobierno andaluz ha tomado medidas concretas destinadas a garantizar el abastecimiento en la zona, como la publicación en BOJA hace unos meses del trámite para la concesión de 25Hm3 de agua desalada para el proyecto de desaladora en la Axarquía, o la puesta en marcha en las próximas semanas de los pozos del río Chíllar en caso de
necesidad.

También culminó la obra que permite el bombeo reversible de La Rosaleda, una tubería propiedad de la Junta de Andalucía que conecta la ciudad de Málaga y la comarca de la Axarquía entre las estaciones de tratamiento de agua potable El Atabal y El Trapiche y que permite llevar agua a la zona con más escasez actualmente