“Serios y rigurosos” que destacan por destinar a inversiones un máximo histórico de 41 millones de euros

El Pleno del Ayuntamiento de Marbella, en sesión extraordinaria, ha dado hoy el visto bueno inicial a los presupuestos municipales de 2020 con los votos a favor del Equipo de Gobierno del PP y en contra de los grupos políticos de la oposición –PSOE, OSP y Ciudadanos-. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha destacado que las cuentas municipales para el próximo ejercicio, que ascienden a 295 millones de euros, “son serias y rigurosas” y “se ajustan a la realidad de lo que necesita nuestra ciudad respecto a demanda de crecimiento económico, equipamientos y gasto social”, ha subrayado.

Durante su intervención, la primera edil ha puesto el acento en la apuesta por “la contención fiscal” y por destinar a inversiones un máximo histórico de 41 millones de euros. “Si echamos la vista atrás, la ciudad se puede sentir orgullosa de haber pasado de la bancarrota en la que estaba en 2009 a la actual situación de superávit”, ha afirmado Muñoz, quien ha remarcado además que los presupuestos municipales “cumplen con la estabilidad presupuestaria, con la regla de gasto y con el plan económico financiero” y “se aprobarán definitivamente antes de final de año, como marca la ley”.

En detalle, la alcaldesa ha incidido en que las cuentas incluyen 5 millones de euros para el Plan de Barrios o 2 millones de euros para impulsar por primera vez un Plan Municipal de Vivienda, “porque la ciudad tiene que empezar a dinamizar, conjuntamente con la Junta de Andalucía que tiene la competencia en esta materia, el desarrollo de viviendas dirigidas a los jóvenes y al alquiler”. “Destinaremos esta primera partida para la redacción de los proyectos y buscaremos la financiación dentro del ámbito municipal y también autonómico”, ha abundado la regidora.

Por su parte, el portavoz del equipo de Gobierno y concejal de Hacienda, Félix Romero, ha hecho hincapié en la importancia de que las cuentas, que tras el Pleno de hoy se someterán a un plazo de exposición pública y alegaciones previo a su aprobación definitiva, entren en vigor el 1 de enero de 2020. “Los ciudadanos conocerán desde el primer día en qué se van a emplear los fondos públicos, los servicios públicos se prestarán con mayor eficacia al poder realizarse las contrataciones desde el comienzo del año y los proveedores tendrán plena garantía en el cobro de sus facturas”, ha incidido.

El responsable de Hacienda ha señalado que los presupuestos, “los más inversores de la historia de nuestra ciudad”, “se consolidan como una apuesta decidida por la mejora y modernización de Marbella y San Pedro Alcántara” con partidas para el plan de barrios, de vivienda pública, para la remodelación de calles y plazas, para la adquisición de nuevos autobuses para el transporte escolar o para la reforma de instalaciones deportivas. A esto ha sumado los proyectos de los centros polivalentes de Marbella y Las Chapas, los paseos marítimos de Marbella y San Pedro o las partidas para centros educativos o urbanizaciones.

Asimismo, respecto a los gastos, ha apuntado al crecimiento del 9,4 por ciento en las partidas destinadas a políticas sociales, del 52 por ciento a transporte público o al “incremento espectacular” del 711 por ciento a fomento del empleo. “Suben todos los programas que suponen un mayor servicio al ciudadano”, ha anotado Romero, quien ha desgranado además que el capítulo de personal aumenta en un 8,4 por ciento para poner en marcha “programas de interinidad para implantar nuevos procedimientos de administración electrónica, así como para la redacción del nuevo PGOU”, y para reflejar “retribuciones de planes que financian otras administraciones, por lo que el incremento no es real, sino meramente contable”.

Respecto a la previsión de ingresos, el edil ha destacado que las cuentas se han diseñado bajo el “principio de prudencia”. “Desde el equipo de Gobierno se opta por una financiación segura y regular y por una gestión eficaz de los impuestos”, ha explicado. En este punto ha recordado que la recaudación por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se incrementará en un millón de euros, “aun cuando se ha vuelto a rebajar el tipo de gravamen”, por el aumento del parque de viviendas y de la población. Igualmente, ha indicado que crecen las transferencias de otras administraciones “por el incremento de censados en la ciudad”.

“Ningún municipio de nuestro entorno experimenta subidas como la nuestra, de en torno a un 7,5 por ciento de la población en este año, lo que nos colocará como la séptima población de Andalucía”, ha valorado el concejal de Hacienda, quien ha incidido en que “este incremento tiene mucho que ver con la exitosa apuesta por los autobuses urbanos y la gratuidad para los empadronados”. Por último, ha añadido que en el apartado de cobro por sentencias judiciales “se ha optado también por la prudencia, aun cuando se prevé que puedan incrementarse”.