El mango español se concentra sobre todo en Málaga y de manera fundamental en la comarca de la Axarquía, así como en la Costa Tropical granadina.En el caso de Málaga parte del incremento de la cosecha obedece a la entrada en producción de nuevas plantaciones.

Investigadores del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora llevan años defendiendo diversificar las variedades y no centrar el cultivo en una sola variedad como sucede actualmente, la Osteen. El centro de investigación malagueño considera que la introducción de nuevas variedades alargará más la campaña.

 

En Málaga el cultivo del mango lleva años creciendo a un gran ritmo, por lo que es de prever que la producción se incremente notablemente en las próximas campañas. En la actualidad, es el segundo cultivo tropical más importante de la provincia sólo después del aguacate.

Para el gerente de la empresa comercializadora de frutas tropicales Trópico Spain, Óscar Ramírez, el incremento de la producción se ha visto favorecido también por un mayor cuaje durante la floración. «Pero sobre todo es porque las nuevas plantaciones están ya aportando cosechas significativas», ha señalado Ramírez, para quien el sector no tiene por qué tener problemas a la hora de introducir en los mercados, especialmente en Europa, el aumento de la cosecha.

La temporada de mango en Andalucía tiene fechas muy ajustadas por la gran producción de tipo Osteen, el favorito de agricultores, que se recoge de septiembre a octubre, un calendario que podría romperse gracias a la diversidad en este cultivo que llenaría las despensas de Europa con mangos de julio a diciembre.

El investigador titular del CSIC Iñaki Hormaza, del Instituto de Horticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora, ha explicado a Efe que en la Costa del Sol Oriental y, en concreto en la comarca de la Axarquía, este cultivo «ha crecido mucho en los últimos años» hasta alcanzar «las 5.000 hectáreas de cultivo».