Málaga se une al dolor de la familia de Mari Ángeles, asesinada por su pareja: «Es un drama tremendo»

Málaga ha condenado este viernes, con un minuto de silencio ante las puertas del Ayuntamiento, el crimen machista de este jueves en plena calle, cuando un hombre mató a su pareja de un disparo con una escopeta y, posteriormente, se quitó la vida

El aplauso que sigue al minuto de silencio ha sido «más largo de lo habitual», ha señalado el alcalde, Francisco de la Torre, quien ha trasladado sus condolencias «más sinceras» a la familia de Mari Ángeles, de 46 años, que deja dos hijos mayores de edad, uno de ellos de 18 años.

En el Ayuntamiento de Málaga las banderas ondean este viernes, y también lo harán el sábado, a media asta y se han decretado dos días de luto, ha precisado el alcalde, quien ha admitido que un hecho como el ocurrido «siempre conmociona, nos llama la atención».

Además, ha incidido en que algo así «nos tiene que estimular a hacer todo lo posible para que, desde el punto de vista educativo, el mensaje de la convivencia en paz, de la educación en igualdad, en ese respeto a la vida que es esencial impregne a todo el mundo».

«Nos rebelamos contra este tipo de violencia que ha supuesto el suicidio del propio asesino; un drama tremendo. Estamos con la familia, con el colegio» -donde trabajaba Mari Ángeles-, ha refrendado De la Torre, quien ha estado en contacto con familiares de la mujer asesinada, como su cuñado o una sobrina, «para transmitirles el pesar de toda la ciudad».

«Estamos todos con los familiares, con los amigos de la víctima y trasladando a la sociedad esa reacción para superar estos hechos», ha manifestado Francisco de la Torre, quien ha insistido en que hay que «procurar esa educación de respeto, de convivencia», añadiendo que «cuando no es factible la convivencia de manera civilizada en una pareja se pone distancia y se rehace la vida».

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Málaga, Teófilo Ruiz, ha mostrado su «mayor repulsa» por este crimen machista, que merece «la contestación de toda la sociedad». También ha aludido a la «brutalidad» de esta muerte y ha instado a pensar en las «pequeñas brutalidades contra las mujeres en su vida cotidiana, como son los micromachismos que hay que erradicar rotundamente porque se puede llegar a estas brutalidades».

En este sentido, Ruiz, quien ha trasladado también sus condolencias a la familia, ha hecho hincapié en la importancia de estar «todos unidos» contra esta lacra: «Hay que evitar las pequeñas brutalidades en el día a día contra la mujer y para eso es fundamental estar todos en esta lucha, unidos, nada de acciones negacionistas o partidos que no consideran esto serio».