Málaga, preparada para celebrar la fase final de la Copa Davis que generará un impacto de más de 40 millones de euros

Málaga, «capital mundial del tenis»

La fase final de la Copa Davis ha echado este viernes a andar en Málaga con la presentación oficial del torneo, que reunirá a los ocho mejores equipos del mundo en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena del próximo martes hasta el domingo 27 de noviembre.

Al acto de presentación han asistido el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el consejero de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Arturo Bernal; el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado; el director de las Finales de la Copa Davis, David Ferrer, y los jugadores de la selección española Pablo Carreño y Albert Ramos.

Málaga estrenará el nuevo formato de ‘Final a Ocho’ con Australia, Italia, Estados Unidos, España, Croacia, Países Bajos, Alemania y Canadá en liza, que entre el martes y el jueves se medirán en los cuartos de final, con los de Sergi Bruguera midiéndose a los croatas.

«Es una gran oportunidad para Málaga de disfrutar de un evento de escala mundial. Estoy muy contento por la acogida en esta ciudad. Los días previos al inicio de la competición hay esos nervios de ver cómo sale todo. Tengo que ser imparcial, pero deseo la mejor de las suertes al equipo español», ha indicado David Ferrer.

Por su parte, Pablo Carreño, que llega a Málaga como número uno de la selección español ante la baja de Carlos Alcaraz, ha agradecido a sus compañeros que le hayan «permitido» disputar esta competición, ya que no pudo acudir por lesión a la Fase de Grupos. «Croacia es un gran equipo. No va a ser fácil, pero tenemos buenos jugadores en individuales y dobles. Será igualado, pero espero que caiga de nuestro lado», analizó el asturiano.

Albert Ramos, por su parte, ha añadido que el «factor determinante» será «jugar en casa y tener el apoyo del público». «Al haber tres partidos, incluyendo el dobles, seguro que será muy disputado», ha advertido.

Durante el acto, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha mostrado «contento» de que la ciudad sea «capital mundial del tenis» y ha destacado el trabajo de las instituciones y los organizadores para llevar a cabo este evento con «los mejores equipos del mundo, que estarán aquí».

Por su parte, el consejero de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, ha señalado que esta fase final generará un impacto de más de 40 millones de euros. «Este evento se celebra primera vez en un entorno como éste, en una ciudad y una comunidad en permanente ebullición, no solo para turismo y el deporte, sino también para la cultura», ha añadido.

Para la Junta, ha continuado, «es un auténtico placer formar parte de un evento único, cargado de historia y lleno de simbolismo como es la Copa Davis«. «Citas de este calado y tan importantes no hay muchas en el calendario deportivo, pero hay pocos lugares para celebrar un evento y para dar cabida a un evento de tales dimensiones, una competición de diez en un lugar de diez», ha subrayado.

«Andalucía vuelve a ser esa casa de todos, esa ‘casa del deporte español’, como la definía nuestro añorado Javier Imbroda, en el que van a estar los ocho mejores equipos del mundo, y que va a generar un total de 35.000 pernoctaciones durante los días del torneo, no solamente en la ciudad de Málaga, sino en toda la Costa del Sol, y posiblemente en algunos otros lugares de Andalucía, y esa es la grandeza realmente de un evento de estas características», ha agregado.

Por otro lado, ha destacado también que la Copa Davis no será la última de las citas deportivas de carácter mundial que la región acogerá en los próximos meses, aludiendo a la Solheim Cup, la Ryder Cup femenina de golf, y «siempre bajo una hoja de ruta marcada en la agenda, que es el seguir reforzando a Andalucía en los principales mercados emisores europeos, y en aquellos, pese a que por su localización más lejana no dejan de ser de un mayor potencial para el destino».

«El factor Carpena, plus«

Por su parte, el presidente de la Diputación y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha asegurado que la celebración de esta competición «es una fiesta para la provincia» y que la ciudad y la provincia ya han demostrado su capacidad para acoger eventos internacionales de gran envergadura.

«El ‘factor Carpena’ va a suponer un plus para los jugadores, que se van a sentir arropados durante toda la competición», ha recordado, al tiempo que ha afirmado que España tiene «un buen equipo, muy competitivo, con jugadores de gran clase como Pablo Carreño o Roberto Bautista».