lunes, julio 22, 2024
spot_img
Inicio-actualidadLos municipios de Málaga encaran septiembre con la prórroga de las medidas...

Los municipios de Málaga encaran septiembre con la prórroga de las medidas contra la sequía puestas en marcha

Finalizado agosto y con varias olas de calor que han hecho que la situación de la sequía se agravara aún más en el territorio y, por ende, en la provincia de Málaga, llega septiembre. A la espera de las ansiadas lluvias, que palien algo la situación preocupante, la mayoría de los municipios malagueños han decidido seguir manteniendo las medidas implementadas meses atrás para controlar el suministro de agua y garantizar el abastecimiento.

La llegada de septiembre también supone en las localidades un descenso de la población, tras el aumento de turistas y visitantes en periodo estival, lo que, en este contexto de sequía, también es importante a la hora de tomar decisiones de alivio, mantenimiento o ampliación, ya que repercute en el consumo y uso de recursos hídricos.

Cabe recordar que la Junta de Andalucía decretó el pasado mes de junio una reducción del 20% de la dotación para el abastecimiento en la Axarquía y del 10% en el resto de las comarcas y la capital.

Así, municipios, al menos 14, han implantado cortes de agua a su población, en su mayoría por la noche, debido a la falta de agua en los depósitos de los que se abastecen.

De igual modo, más de una treintena de localidades se han visto obligadas, la mayoría en la Axarquía y Valle del Guadalhorce, a reducir o prohibir el uso de agua potable para baldeo de calles, riego de parques y jardines o campos de golf, llenado y rellenado de piscinas privadas, entre otros.

Uno de los primeros municipios que tuvo que restringir el agua a la población durante la noches fue Vélez-Málaga, que afronta «día a día» la situación. Así, Aqualia informa diariamente al Consistorio cómo está el suministro y el consumo diario, por lo que, a partir de ahí, se toman decisiones. Ahora, «lo normal» tras la bajada de población tras el verano, es que haya menos horas de corte de agua, pero, insisten en que depende, entre otros, en cómo estén los depósitos. Trabajan, por tanto, día a día para hacer frente a la situación y tomar medidas.

De hecho, a través de las redes sociales los ciudadanos reciben periódicamente la información sobre las restricciones. Además, recuerdan que los cortes se realizan de manera manual en los más de 30 depósitos de los que se abastece el municipio, agregando que el horario del corte puede sufrir variaciones.

Otro de los municipios es Villanueva de la Concepción, que, además, vio agravada su situación durante algunos días llegando a quedarse temporalmente sin agua tras la avería de la bomba principal que extrae el agua del manantial del Puntal, que ya funciona con normalidad. Eso sí, los cortes puntuales nocturnos continúan.

«En septiembre hay menos gente de visita, menos demanda, esperemos que las temperatura bajen, llueva algo, y cambie bastante la cosa», ha señalado el regidor a Europa Press, que ha agregado, no obstante, que durante septiembre se irá viendo la situación para tomar medidas al respecto.

Los cortes de suministro de agua a la población, además de a Villanueva de la Concepción y a Vélez-Málaga, afecta a localidades como Almáchar, Benamargosa, Casabermeja, Colmenar, El Borge, Iznate, Moclinejo, Periana, Sedella, Valle de Abdalajís, Almogía, y zona sur de El Torcal de Antequera.

Así, en la comarca de la Axarquía –la más afectada toda vez que la mayoría de sus localidades dependen de los recursos hídricos del pantano de La Viñuela, actualmente al 8,27% de su capacidad–, desde los ayuntamientos, sus alcaldes o concejales, consultados por Europa Press, aseguran que mantendrán las restricciones.

Uno de ellos es Sedella, donde el alcalde, Francisco Abolafio, ha asegurado que «no se van a arriesgar» a aliviar las medidas de restricción del uso de agua para tareas como el riego de jardines públicos o el baldeo de calles a pesar de que la localidad prevé una disminución de su población después del verano.

Igual ocurre en el municipio axárquico de El Borge, donde el alcalde, Raúl Vallejo, confirma que se mantienen las medidas de restricción en el uso del agua; o en Benamargosa, donde el concejal Antonio Miguel Hijano, pone el acento en que, aunque la población pierda habitantes después del verano, persiste una «mala perspectiva» en lo meteorológico si no llueve. En este sentido, insiste en la «situación dramática» del campo, para la que considera que la solución pasa por la puesta en marcha de una desaladora.

En Moclinejo, su alcalde, Antonio Muñoz, valora que en su localidad se ha hecho una buena gestión del agua, y ha destacado la calidad de las infraestructuras –canalizaciones y contadores– y la concienciación ciudadana. Así, sobre las medidas de restricción, asegura que esperará a las recomendaciones que marque la Junta y la Mancomunidad de la Axarquía.

Precisamente, la sede de esta institución supramunicipal acogió el pasado martes la última reunión técnica entre el operador Axaragua y representantes de las 14 municipios de la Axarquía que se abastecen del agua del pantano de La Viñuela para tener una perspectiva global de la situación en el ámbito comarcal. Las reuniones vienen celebrándose desde principios de verano.

Por otro lado, y, en concreto, por la zona de la comarca de Antequera, el alcalde de Casabermeja, Antonio Artacho, señala que si bien las restricciones van a seguir en marcha, confía en que éstas se puedan aliviar, en la medida en la que esta localidad, a solo 20 minutos de la capital, reduce su población después del verano. «En cualquier caso, serán los niveles de los depósitos los que nos marquen el horario de los cortes», añade.

CORTE DE AGUA EN DUCHAS DE PLAYA

La reducción o prohibir el uso de agua potable para baldeo de calles, riego de parques y jardines o campos de golf, llenado y rellenado de piscinas privadas han sido otras medidas implementadas en diversos municipios de la provincia para hacer frente a la sequía.

De igual modo, algunas de las localidades con litoral han cortado como medida el agua en las duchas de playa, manteniéndose, en algunos casos, en los lavapiés. Así, durante septiembre municipios como la capital, Rincón de la Victoria, Algarrobo, Vélez-Málaga, Mijas o Torrox seguirán con esta medida, al igual que lo hará Torremolinos, cortadas al 50%.

En el caso de la ciudad de Málaga, tiene cortado desde el día 8 de agosto el agua de las duchas pero mantiene el servicio de lavapiés, otra de las medidas ha sido la reducción del agua para el riego y cerró el parque acuático del Pacífico.

Precisamente, para abordar, entre otros, el problema de la sequía, que afecta a gran parte del territorio, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, explicó que le gustaría llevar a cabo en septiembre una reunión con alcaldes de municipios del entorno, junto con la Diputación y la Junta.

Por otro lado, en el caso de Rincón de la Victoria, el concejal de Playas, Sergio Díaz, ha recordado las actuaciones ya puestas en marcha en el municipio y ha explicado que con ellas «hemos podido contener el gasto de agua» y no llegar restricciones en el consumo como han tenido que hacer otras localidades. Ha admitido, como ocurre en general, que la situación es «crítica», por lo que no se descartan, que si la situación empeora, entre otros, por la falta de lluvia, se tendrían que ejecutar otras medidas.

En este contexto de sequía también son numerosas las campañas de concienciación que se están llevando con el objetivo, entre otros, concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de la reducción en el uso del agua, debido a las circunstancias actuales de la escasez de recursos hídricos.

Los niveles en los pantanos de la provincia tampoco ayuda a paliar la situación. Los siete embalses malagueños acumulan este 144,62 hectómetros cúbicos (hm3), encontrándose al 23,65% de su capacidad. Hace un año, tenían 114 hectómetros cúbicos más, según los últimos datos publicados por la red Hidrosur de la Junta de Andalucía.

RELATED ARTICLES