lunes, julio 22, 2024
spot_img
InicioExpo Málaga 2027Los asistentes al evento celebrado en el calle Alcazabilla albergan la esperanza...

Los asistentes al evento celebrado en el calle Alcazabilla albergan la esperanza de que Málaga sea sede del siguiente encuentro internacional

La fiesta empezó bien temprano en Málaga para esperar el resultado de las votaciones de dónde se celebraría la Expo 2027. Unas noticias que muchos querían que fueran positivas resultaron por no serlo. Málaga finalmente no acogerá la Expo 2027, en su caso lo hará Belgrado (Serbia). En Alcazabilla la noticia se ha recibido entre aplausos, lágrimas y mucha tristeza porque, según los asistentes, “nos lo merecíamos”.

A las 9:00 ya estaba todo preparado, los malagueños comenzaron a llegar a la carpa de la calle Alcazabilla para seguir el acto y celebrar la posibilidad de que la Expo 2027 llegara a la capital. Unas cuatro horas más tarde, esa alegría e ilusión que se respiraba en el Teatro Romano fueron sustituidas por la tristeza. Los asistentes coincidían en algo: Málaga se merecía la Expo, pero algún día la tendrá. De la alegría se pasó a la tristeza y ésta, para digerir los resultados obtenidos, se ha acompañado por la esperanza de que en algún momento Málaga sea sede de una Expo.

Asun y Michel llevan viviendo en Málaga desde hace más de 30 años. Ella es de Ávila y el de Francia y juntos han acudido al encuentro. Asun ha asegurado que pensaba que Málaga tenía posibilidades de ganar “por el momento de explosión en el que está”. Además, considera que conseguir algo a la primera es muy difícil y “a lo mejor ahora no es el momento por lo que sea”. Por ello, ha remarcado que cree que ahora “hay que ir despacio” para asimilar todo lo que está consiguiendo Málaga porque “todo llega a su tiempo y si tenemos paciencia puede que la Expo llegue algún día”.

Según la Opinión, ha señalado que el hecho de no haber logrado ser sede de la Expo le da más pena por Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, ya que éste “podría haber sido su broche de oro a su entrega después de tantos años”. Aunque no pierde la esperanza de que si finalmente llega una Expo a Málaga, De la Torre “pueda verla”.

Por su parte, Michel ha incidido en que si se lo propone “dentro de 15 años De la Torre consigue los Juegos Olímpicos”. Según él, Málaga tenía posibilidades de ganar, pero creía que si no ganaba la ciudad, la Expo se celebraría en Minnesota y no Belgrado.

“No saben lo que se han perdido”, remarcaba Toñi mientras se limpiaba las lágrimas con un pañuelo. A muchos la emoción les ha podido y los abrazos no han sido suficiente consuelo. La desilusión se reflejaba en el rostro de esta mujer que se intentado quedar con el lado positivo de que tan solo había 11 puntos de diferencia entre Málaga y Belgrado, algo “muy difícil”, según ella. Asimismo, considera que a partir de ahora se debe “seguir trabajando” porque el movimiento que ha habido estos últimos años para promocionar la candidatura de Málaga ha hecho que “nos demos a conocer más aún en otros países”. Además, ha remarcado que “Málaga está en la cresta de la ola y somos la moda”, por eso no pierde la esperanza de que la capital pueda acoger la próxima Exposición Internacional, que se celebrará después de la Expo del 2030.

Por otro lado, Carmen ha recibido los resultados con pena porque el proyecto “estaba muy currado” y esperaba que los resultados fueran positivos. A pesar de este mal trago y la tristeza y al igual que Asun, Michel y Toñi, tampoco pierde la esperanza de que Málaga algún día acoja una Exposición Internacional: “en la siguiente lo conseguiremos seguro”. En este sentido, Pepi, que también cree que Málaga algún día celebrará un evento así, ha añadido que no terminaba de comprender los resultados: “Se ha trabajado muchísimo y la candidatura era preciosa”. A su juicio, Málaga “lo tiene todo, desde el aeropuerto, el ave o el puerto, hasta la gastronomía”.

RELATED ARTICLES