La Consejería de Salud informa que continúa descendiendo el número de pacientes ingresados con infección confirmada o con sospecha de infección por Listeria monocytogenes

El número total de pacientes ingresados en los hospitales públicos, concertados y privados es de 34 (37 el día anterior). De las 34 personas ingresadas, 15 son mujeres embarazadas (16 el día anterior)

En el caso de los hospitales públicos el número de pacientes ingresados con infección confirmada o con sospecha de infección es de 31 (el día anterior 33). De ellos 14 son mujeres embarazadas (15 el día anterior). Dos personas están en la UCI (igual que el día anterior). No ha habido abortos, ni recién nacidos con infección ni fallecimientos. La mayoría de ellos, 22 están ingresados en hospitales de Sevilla (29 el día anterior); 1 en Huelva, 5 en Cádiz, 2 en Málaga, 1 en Granada y ninguno en Almería, Córdoba y Jaén.

El número de pacientes hospitalizados en los hospitales privados y concertados a día de ayer es de 3 (4 el día anterior). De las personas ingresadas, una de ellas es una mujer embarazada (1 el día anterior). Un paciente está en la UCI (1 el día anterior). No hay abortos, neonatos infectados ni fallecimientos. 2 están ingresados en hospitales de Sevilla y 1 en Cádiz.

En el día de ayer, se notificaron tres nuevos casos de infección confirmada por Listeria monocytogenes. Dos de los casos corresponden a mujeres embarazadas, una de ellas ha dado a luz y el recién nacido está en tratamiento y pendiente de los resultados de los cultivos, la otra continua su embarazo y está en tratamiento.

El número total de casos confirmados de infección se sitúa en 214. La reducción del número de casos nuevos diarios se mantiene de forma sostenida desde el día 23 de agosto. La distribución por provincias del número de casos confirmados muestra que el brote se concentra en la provincia de Sevilla, con 175 casos lo que supone el 82% del total, seguido de Huelva (17), Cádiz (11), Málaga (6) y Granada (5).

La ampliación del tratamiento a embarazadas asintomáticas que hubieran comido el alimento contaminado está realizándose a buen ritmo gracias al trabajo extraordinario que están haciendo todos los médicos de familia, los ginecólogos y las matronas, así como al comportamiento sereno y ejemplar de las mujeres embarazadas. Con datos provisionales a día de ayer a las 12:00 horas, se había contactado ya con 21.533 gestantes y recomendado tratamiento con amoxicilina oral a 1.275 mujeres. El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias para el seguimiento de la listeriosis, José Miguel Cisneros, señala que los datos continúan mostrando que el brote está en remisión por la reducción sostenida del número de casos nuevos de infección y de pacientes hospitalizados. Por su parte, la frecuentación de los servicios de urgencias se mantuvo ayer en los valores normales para este mes.

De otro lado, continúan investigándose las causas del fallecimiento de un vecino de Granada. La necropsia de esta persona ha establecido el diagnóstico de meningitis por listeria. La vinculación de este caso al brote es desconocida en este momento. Salud y Familias ha enviado la muestra de este paciente al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud de Carlos III para que establezca el patrón molecular, y su relación o no con este brote.

La alerta alimentaria

El viernes 6 de septiembre se informó sobre la Alerta Alimentaria decretada sobre el producto carne mechada de la marca “Sabores de Paterna” con sede en Paterna de Rivera (Cádiz) por el hallazgo de un cultivo positivo para Listeria monocytogenes (11000 ufc/g) en una muestra de cinco tomadas de este producto en la misma fábrica, en una inspección de los veterinarios de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Salud y Familias. Se ha procedido a la inmovilización de los productos en la empresa, a la retirada del mercado y a la investigación de esta contaminación alimentaria. En este momento no hay ningún caso de infección por L. monocytogenes atribuible a esta marca de carne mechada. El mismo viernes 6 de septiembre, a las 12,58 horas, se comunica esta alerta al Ministerio de Sanidad que da acuse de recibo de esta comunicación.

La alerta sanitaria

El día 15 de agosto, la Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, decretó la alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial “La Mechá”, fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que este producto era el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en las últimas semanas. Desde ese momento, la Consejería ha informado a los ciudadanos de que dejen de consumir ese producto, sobre el que la Consejería procedió entonces a su inmovilización y retirada del mercado. La producción de la carne mechada de La Mechá quedó paralizada el 14 de agosto.

El pasado viernes 23 de agosto, la Consejería de Salud y Familias amplió la alerta sanitaria a los productos distribuidos por la empresa Comercial Martínez León que comercializa la carne mechada fabricada por Magrudis, con una presunta infracción sobre el etiquetado y a la información sobre el origen de la carne. Al tiempo, la Consejería ha procedido a la inmovilización del producto en las instalaciones de esta distribuidora y a la retirada del mismo. Salud y Familias ha remitido una denuncia a la Fiscalía por este reenvasado de los productos de Magrudis. Asimismo, la Consejería ha ampliado la alerta a todos los productos de la empresa Magrudis.

Posteriormente se extendió la alerta a todos los productos de la empresa Magrudis. Esta decisión se tomó tras tener conocimiento de que Magrudis fabricaba al menos dos productos que no aparecían en los listados facilitados a la Consejería a través del Ayuntamiento de Sevilla. El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha dado instrucciones para denunciar estos hechos ante la Fiscalía.