La unidad de Asuntos Internos halló todo un botín en una caja fuerte del ático del comisario Villarejo en Estepona

Lingotes de oro, 300.000 € y pasaportes en blanco: la caja fuerte del ático de Villarejo

Este verano, el juez instructor de la causa embargaba al comisario numerosos inmuebles en Estepona, entre ellos su ático, ubicado en el Residencial Mirador de la Cala. Allí, Asuntos Internos encontró en una caja fuerte escondida detrás de un zapatero —en una de las habitaciones— “300.000 euros en metálico, un disco duro de cinco teras, pasaportes en blanco y varios lingotes de oro”.

El próximo 3 de noviembre se cumplirá un año de la detención del comisario José Villarejo dentro de la operación Tándem, acusado de presuntos delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales.

La vivienda se encuentra en la última planta de un edificio en pleno paseo marítimo de Estepona y es uno de los inmuebles embargados por el juez Diego de Egea, instructor de la causa, por su presunta procedencia del blanqueo.

En los bajos del edificio se ubica el Hospital Cenyt, de 3.000 m2: una de las ‘joyas’ que el comisario amasó antes de ser detenido por agentes de Asuntos Internos de la Policía Nacional en su casa de Boadilla, junto a su esposa, a su hijo mayor y dos de sus socios.

Mientras esto ocurría en Madrid, un nutrido operativo de agentes de este mismo cuerpo policial tomaba el edificio del Mirador de la Cala en Estepona. En una de las habitaciones del último piso, dentro de una caja fuerte escondida, hallaron el ‘botín’ descrito en uno de los informes que se realizaron por el operativo de la Policía encargado de los registros

El ático se encuentra en una de las zonas mas codiciadas de Estepona. A los agentes les costó encontrar la documentación, muy valiosa ahora para la investigación: especialmente el disco duro de cinco teras que se encontraba en la caja fuerte, estratégicamente escondida en el inmueble. Pero, al final, al desalojar el lugar donde guardaba los zapatos el excomisario, se dio con ella, con el dinero en metálico, los lingotes y los pasaportes en blanco.

Siempre que el comisario estaba en la Costa del Sol, utilizaba esta residencia como vivienda oficial. Según fuentes de la investigación, la licencia de ocupación de este residencial estaría detrás del llamado caso Astapa, una trama de corrupción urbanística en Estepona que estalló hace 10 años y que ya tiene fecha de juicio para el próximo año en la Audiencia de Málaga.

Cuando adquirieron la propiedad, José Villarejo y su socio Juan Carlos Escribanohabrían logrado ahorrarse una importante suma económica en detrimento de las arcas públicas, según los informes policiales. Algunos técnicos lo cifran en más de millón y medio de euros, al no abonar los excesos de aprovechamientos que le correspondían al ayuntamiento (1.762,60 m2 en primera línea de playa).

Se da el caso de que el socio de Villarejo fue el promotor de la urbanización Mirador de la Cala, y figura en el informe policial como “un empresario que opera principalmente en Andalucía y que ocupa cargos de representación en algunas de las sociedades de Villarejo, como Camino de Camoján, y es socio en otras, entre ellas Cenyt Salud”.

La Costa del Sol, según se desprende del informe policial que recoge los bienes que aparentemente conforman el patrimonio oculto del comisario —elaborado por la Unidad de Asuntos Internos—, era uno de sus principales objetivos. En ese listado figuran 92 inmuebles, entre apartamentos, parcelas, naves, locales comerciales y oficinas. De estos, más de la mitad, un total de 48, están en Estepona, y 18 en Benalmádena.

En el entramado también figuran propiedades en Sevilla, Marbella, Torrox, Córdoba y distintas localidades madrileñas. La labor de Unidad de Asuntos Internos ha sido clave para desentrañar este entramado. El ministro Fernando Grande-Marlaska condecoró la pasada fiesta de los Ángeles Custodios con la Cruz al Mérito Policial a los responsables de esta operación, que llevaban meses trabajando mano a mano con los fiscales del caso.

Durente meses, los agentes escudriñaron y desentrañaron una cantidad ingente de grabaciones incautadas al comisario que están dando ahora su frutos.

Cenyt Hospital, para trastornos de eyaculación

Según los documentos analizados por la Policía, el comisario blanqueaba presuntamente dinero con su socio a través del hospital de lujo que montaron en la planta baja del residencial .

Así nació Cenyt Hospital, una infraestructura amplia y moderna de más de 3.000 m2, con una ubicación privilegiada frente al mar y dotada de las mejores instalaciones de la costa. Quirófanos equipados con la última tecnología y Unidad Radiológica Avanzada, además de Unidad de Estética y especialistas en medicina sexual del varón expertos en el tratamiento de disfunción eréctil, trastornos de la eyaculación o incurvación de pene. Se da el caso de que Estepona no cuenta con un hospital público, lo que convertía la clínica en un rentable negocio.

El mismo día en que se llevaron a cabo los registros en Estepona, el gerente de la clínica fue detenido y luego puesto en libertad con cargos. Los 12 garajes de este inmueble también pertenecen a la estructura societaria montada por el comisario para, supuestamente, blanquear fondos procedentes de actividades ilícitas. El hospital tiene el mismo nombre que una de las sociedades de Villarejo, llamada Cenyt Group.

Propietario de 13 inmuebles en Estepona

Entre las propiedades también ha aparecido la sociedad CPD Real Estate SL, donde figura como administrador único uno de los hijos del comisario y tiene a su nombre, entre otros, 13 inmuebles en Estepona, entre los que figuran apartamentos, locales y aparcamientos en diferentes puntos del término municipal, aunque la mayoría de las propiedades de los Villarejo en Estepona estén radicadas en el residencial Mirador de la Cala.

Esta urbanización se promovió por las sociedades Polo Bay SL y Portobelo 1998, participadas entre otros por el Grupo SH Vilamoura, perteneciente al empresario Juan Carlos Escribano.

En el auto por el que De Egea embarga los inmuebles, el magistrado argumenta que se realiza por ser considerados como efectos “procedentes del delito de blanqueo de dinero”. Dos semanas antes de esa decisión, la Policía le había entregado un informe en el que se detallaba que el grupo policial investigador había “descubierto importantes inversiones hechas con fondos de procedencia ilícita“, entre las que se encontrarían los bienes inmuebles embargados a nombre únicamente de Villarejo.

Te interesa