La Legión entrega réplica del Cristo de la Buena Muerte de la misión en Líbano

Foto : Congregación de Mena

El general Llago ha ofrecido una placa como recuerdo del centenario fundacional de La Legión, efeméride que se está celebrando este año

El contingente legionario que ha permanecido durante los últimos meses en misión de paz en el Líbano ha culminado su cometido con éxito y ha regresado esta semana a España. Tras ello uno de los primeros actos previstos para estos días ha tenido lugar este lunes por la  mañana en la capilla de la congregación.

El general jefe de La Legión, Marcos Llago, acompañado de los coroneles jefes del III y IV Tercio, Pablo Gómez y Francisco García-Almenta, respectivamente, ha hecho entrega al hermano mayor de Mena, Antonio de la Morena, de la réplica del Cristo de la Buena Muerte y Ánimas en bronce y la correspondiente capilla portátil que ha acompañado a los legionarios durante su estancia en el país de Oriente Próximo.

La imagen, ejecutada por Alejandro Paneque y de pequeñas proporciones, permanecerá expuesta en el nuevo museo del acuartelamiento ‘General Gabeiras’

​La talla, de 46 centímetros de largo (89 centímetros con la cruz), ha sido ejecutada por el imaginero malagueño Alejandro Paneque en terracota policromada al óleo. La cruz arbórea ha sido elaborada en madera y policromada. La imagen permanecerá expuesta en el nuevo museo del acuartelamiento ‘General Gabeiras’ en Montejaque (Ronda), sede del IV Tercio, que se inaugurará en septiembre.

​De esta manera la congregación continúa reforzando los lazos de unión con la Legión y la devoción a su titular entre los legionarios de los distintos acuartelamientos en los que su santo protector preside los actos que se celebran.